Hasta septiembre

 

Cientos de alumnos de 2º de Bachillerato y 4º de ESO se despiden estos días de quienes han sido sus compañeros durante años

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

Junio trae el fin de curso tan esperado. Pero eso también conlleva implícita la despedida. En algunos casos, sólo hasta septiembre, porque entonces todo volverá a empezar. Pero para muchos alumnos de 4° de ESO y de 2° de Bachillerato, la despedida es un hasta siempre, ya que el curso que viene lo comenzarán en otro sitio, quizá en otra ciudad. Este junio han dado carpetazo a una etapa superada y se disponen a empezar una nueva. Eso sí, conservando todos los buenos recuerdos que han vivido.

"Nuestro colegio, donde hemos luchado, disfrutado, compartido, crecido... Siempre quedarán en nuestra memoria todos los momentos que hemos vivido juntos". Estas palabras son de los alumnos de 4° de ESO del colegio Pompiliano y las leyeron en el acto de graduación que celebraron recientemente. Se despiden para comenzar el Bachillerato. Algunos seguirán juntos en el Interbachillerato de Escuelas Pías, pero otros optan por el instituto. En definitiva, que al año que viene ya no serán compañeros de aula.

Por eso, aprovecharon el acto para recordar todo lo que han vivido juntos: "Ha sido como un viaje, un viaje misterioso en el que hemos hecho y vivido de todo. Hemos celebrado fiestas, navidades, excursiones, chocolatadas, festivales... Hasta viajes al extranjero, como el inolvidable y maravilloso viaje a Italia".

IES PABLO SERRANO

Sin duda, es tiempo de echar la vista atrás. Hace unos días, dos alumnas del IES Pablo Serrano de Zaragoza preguntaban a sus compañeros: "¿Os acordáis de aquel tiempo en el que teníamos que pasar del colegio al instituto porque nos hacíamos mayores...? Todavía parece que fue ayer aquella mañana en la que teníamos un cosquilleo especial en el estómago. Era un día especial, ya que se trataba de la presentación de Primero de ESO".

Estas palabras de Marta Vallejo en la despedida de Bachillerato y Ciclos Formativos del IES Pablo Serrano emocionaron a todos los presentes. Su compañera, Andrea Villalta, señalaba que al tiempo que pasaba el curso, "crecíamos física e intelectualmente junto a nuestros compañeros, y de esta forma empezábamos a ser el referente de los más pequeños, como otros lo habían sido anteriormente para nosotros". Al final, las dos coincidieron en que parece mentira que en unos días se vayan a marchar del instituto. "A partir de entonces, comenzaremos un camino diferente, dejando atrás a la que durante seis años ha sido nuestra gran familia", dijeron.

EN EL GRANDE COVIÁN

Al igual que otros muchos centros, el IES Grande Covián también ha despedido a sus alumnos de 2° de Bachillerato. Para la ocasión, el coro del instituto interpretó dos canciones, dirigidas por la profesora de música Mónica Aguilera. Después, el director del Grande Covián, Rafa Boix, aconsejó a sus alumnos estar preparados "para adaptarse a un mundo en perpetuo cambio, en el que nunca terminas de aprender". Y a "ser buenos, como dice Machado en los Proverbios y Cantares".

RUMBO AL FUTURO

Tiempo de consejos, de pensar, de plantearse el futuro, de soñar, de planear el próximo curso... Como decían los alumnos de Pompiliano en su despedida: "Han sido, efectivamente, tantas cosas..., tanto tiempo... y, sobre todo, tantas personas... Y aquí estamos felices, agradecidos, inquietos, esperanzados, felizmente tristes, porque terminamos una parte del viaje iniciado hace trece años, e inconsolablemente alegres porque nos espera nuestro futuro". Un futuro que está por escribir. Ahora toca relajarse y disfrutar del verano. Y de la Expo. Pero en septiembre, vuelta a empezar. ¡Suerte!

Los padres también viven estas fechas con especial emoción

Además de los profesores, que han pasado estos días felicitando a todos los alumnos que se han graduado en los diferentes ciclos, los padres también viven con especial emoción las fiestas de despedida de sus hijos. Desde los que cambian de centro para hacer ESO o Bachillerato, hasta los que ven como sus vástagos se despiden de sus compañeros para empezar la universidad o ciclos formativos. Ana Isabel Cruz, una de las madres asistentes a la despedida de los alumnos de Pompiliano habló en nombre de todos los padres al decir estas palabras: "La verdad es que viendoos hoy aquí tan formales, tan elegantes, tan responsables, tan adultos, en definitiva, me viene a la memoria un día no muy lejano, en el que (muy nerviosos, excitados y tal vez incluso un poco asustados ante lo desconocido) cogidos de la mano, os llevábamos al colegio por primera vez". El tiempo pasa rápido. Porque esos padres que hacen unos años llevaban al cole a sus retoños hoy tienen en casa hombres y mujeres que están preparando su futuro. "Hoy no es solo el fin de una etapa..., sino el comienzo de otra", dijo Ana Isabel. Y quiso recordar a todos que aunque "ahí afuera habrá centenares de personas con el mismo título que vosotros, vosotros seréis las únicas personas en el mundo que tengáis la custodia total de vuestra vida". Y, al igual que todos los presentes, quiso felicitar a los graduados: "Enhorabuena a todos".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón