Un eclipse de luz

 

Diego González Amador (IES Pablo Serrano)

Como un sol amaneciste
y como un sol te fuiste.
Mas no acabo de entender
por qué aún no amanece
si el tiempo ha pasado ya
del momento en que te eclipsas.

¡Ya sé!
Será por mi inocencia.
Una broma me está gastando,
tendré que tener paciencia.
El tiempo sigue pasando
y aquí nadie aparece

Todo está oscuro,
pero aquí nadie vuelve,
yo sigo vagando
no sé hacia dónde
y busco sin cesar
una luz que me alumbre,
no encuentro a nadie.

¡Qué será de mí!,
ya no puedo llorar
ni tampoco reír.
No sé cómo me siento,
no sé si estoy riendo,
nada de eso recuerdo.

Creo que estoy condenado,
pero ¿a quien se lo digo?
Me siento desdichado...
Empiezo a decaer,
ya no tengo esperanza
¿Qué fue de esa luz?
Mi sentido no lo alcanza...,
pero me da igual.

Me he dado cuenta
de que no es su culpa.
Quise seguir una luz.
Y la luz misma me cegaba
Hay miles de luces
y cada una tiene su almohada.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón