Caperucita Gris

 

Rebeca Agoiz, 4º ESO B IES Juan de Lanuza

Mi rostro se estira dando a luz a una cálida sonrisa; simultáneamente mi interior se esfuerza por huir de Él, por escapar del camino que me ha sido escrito. Imagino claramente cómo sus labios son torcidos en una cruel broma; es consciente de mis locos intentos por escapar de Él, y le divierten. Él tiene el poder, y lo sabe, y lo sé; aun así trato vanamente de cambiar el orden de las cosas. Pese a todo, mi mano se extiende hacia delante, preparada para recibir la cesta con leche y miel que habré de intentar, inútilmente, llevar a mi abuelita.

Irónico, ¿cierto? El fracaso está siempre presente ante mí, se podría decir que estoy destinada a él. Y, sin embargo, aquí me encuentro, día tras día, condenada a intentarlo de nuevo, y únicamente, porque Él... así lo quiso. Mis pies me arrastran hasta la espesura del bosque; pese a todos mis esfuerzos por liberarme, es inútil, sólo soy una simple marioneta en sus manos.

Dentro de nada, el lobo llegará y expondrá ante mí una sarta de mentiras, de las cuales, yo no creeré ninguna, pero me veré obligada a aceptar, pues Él así lo quiso.

Aparentemente engañada, continuaré con la historia tal como Él desea, alcanzaré mi destino cuando Él lo dicte, y todo concluirá, cuando su beneplácito se imponga. Mi única esperanza, que su tinta se agote antes de ello, para, de ese modo alcanzar yo mi propia y oscura libertad.

* (Relato perteneciente al concurso de microrrelatos e ilustraciones del IES Juan de Lanuza, de Borja)

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón