Las virtudes

 

Elisa Pina Hernándo, 3º ESO IES Emilio Jimeno

Unos finos y suaves dedos recorren unos grabados medievales esculpidos siglos atrás en la fría y dura piedra, estos están alumbrados por una linterna en la más absoluta oscuridad y en el más sereno silencio.
--Y esto Jean, ¿qué es?--.
La luz de la linterna se tambalea unos segundos y una mano más gruesa y grande que la anterior palpa los ya nombrados grabados. Estos representan a tres muchachas, en diferentes posiciones y que trasmiten diferentes emociones.

La primera está sentada con las piernas cruzadas, con los ojos cerrados, transmitiendo una gran calma y tranquilidad, en señal de meditación, viste una larga túnica y tiene el pelo recogido en dos trenzas que le caen sobre ambos hombros.

La segunda está de pie sonriendo con los brazos extendidos y con una especie de llama en cada mano, como queriendo entregar un presente, viste como la anterior pero su cabello esta recogido en un moño del que sobresalen cabellos rizados.

La tercera está montada sobre un caballo, con una mano sujeta las riendas mientras que con la otra alza firmemente una espada, tiene puesta una armadura y una malla bajo la cual sobresale una túnica, al cuello tiene una capa, posee una mirada penetrante y su cabello esta recogido en una gran coleta. Bajo los grabados hay tres inscripciones en latín.
--Lo que andábamos buscando, Sofía... Las tres virtudes.--

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón