Inmersión lingüística

 

IES Grande Covián, George Buzgoi (1° ESO E)

Cuando vine a España pensé que los españoles eran normales y corrientes, no sabía que tenían tantas fiestas, aunque me lo había dicho mi madre, pero no me lo había creído. Ellos son trabajadores, aunque en el colegio algunos chicos y chicas pasan de estudiar, pero cuando se hacen mayores se dan cuenta de que se equivocaron cuando eran pequeños y decían que estudiar es sólo para tontos y que sólo los empollones estudian.

Son buenos contigo, algunos te respetan y no notan la diferencia entre si eres extranjero o no. Tienen muchas fiestas, la Semana Santa cae en marzo o abril, hay mucha gente fuera y por las calles hay símbolos de Jesús. Algunas mujeres andan descalzas en las procesiones.

Aquí, en España, hay muchos monumentos históricos de Roma. Todo lo que está viejo lo guardan, no lo tiran, incluso he visto ascensores de edificios que eran muy viejos y le pregunté a un español porqué no cambiaban de ascensor y dijo que se quedaría allí hasta que se hiciera más viejo.

Sus comidas son totalmente diferentes de las de mi país, aunque algunas de ellas me gustan. Cada comunidad tiene una comida típica, pero la de toda España es el jamón, que es la pierna de cerdo curada. Lo he probado, pero no me gustó, la carne es buena pero lo blanco no está tan bueno. Las comidas las hacen con verduras y frutas. Lo que más me gusta de los españoles es que son sinceros contigo, buenos, los profesores son muy amables, aunque algunos son muy estrictos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón