Aruman y Tristán

 

Eguzki Camarero (IES Pirámide)

En Bornuales, en el dorado palacio de Tingel, vive el rey Marc junto a su hermana Blanca. Fruto de los amores furtivos de ésta, ha quedado embarazada. Para salvaguardar el honor de la Casa Real, Blanca es obligada a internarse en el bosque para dar a luz.

Sin embargo, el parto se complica y sólo se salva el niño. La madre, antes de morir, decide llamar al bebé Tristán, que significa "El Triste". Envuelto en unas mantas, el niño es abandonado en un sendero, mientras la madre se despide adentrándose en una zona oscura del bosque para hacer desaparecer su cuerpo. El niño es recogido por el escudero Wendervol, quien lo cuida y lo educa en las artes de las armas y la música.

Al crecer, gracias a una cadenita de oro, el rey Marc reconoce a Tristán como sus sobrino y lo lleva a palacio. Al cumplir los quince años es nombrado caballero. La ceremonia coincide con la llegada de Aruman, "el Gigante", que es hermano del rey Argenteos, y viene a cobrar el tributo anual que Bornuales debe pagar por su derrota en la última guerra. El tributo son 500 doncellas.

La terrible petición alcanza también a las hijas de los nobles, lo que crea un grave problema en todo el reino.

Tristán decide plantar cara a Aruman y luchar contra él. El lugar elegido para el enfrentamiento es un terreno neutral: una isla equidistante entre los dos reinos. El joven guerrero llega a la isla con su resplandeciente armadura de plata y su ágil espada. Poco después, comienza el enfrentamiento a muerte entre el Gigante y Tristán.

Antes del amanecer se escucha un grito aterrador que hace temblar a todo el reino de Bornuales. Después le sigue un inquietante silencio. Al poco tiempo, Tristán aparece con el cuerpo sin vida de Aruman. Todo ha cambiado.

Como símbolo del júbilo general del pueblo, el reino de Bornuales celebra grandes festejos en honor de su héroe, Tristán. El joven caballero había logrado terminar con esos horribles y desagradables impuestos que el rey Argenteos pedía cada año al reino gobernado por el rey Marc. Terminaban así los abusos sobre el pueblo de Bornuales y se abría una nueva época con el caballero Tristán como principal héroe y valedor del reino.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón