La moto es más difícil

 

Las nuevas pruebas encarecen el permiso y endurecen su obtención

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

"¿Cuándo podré tener moto?" Esta es una pregunta que los hijos en edad adolescente hacen frecuentemente a sus padres. Pero los progenitores, siempre preocupados por la seguridad de sus hijos, posponen cuanto pueden este momento. Algunos son claros: "¡Nunca!". Otros aducen: "No tengo miedo por ti, que eres responsable, hijo mío, son los demás, que se te pueden llevar por delante en cualquier momento. Ir en moto es muy peligroso". Quizá entendiendo esto o porque la preparación impartida hasta ahora a los motoristas parecía insuficiente, Tráfico ha decidido endurecer los requisitos para hacerse con la licencia de ciclomotores y motocicletas.

La nueva normativa generaliza las pruebas en circuito abierto por las calles de la ciudad. Y la gran novedad para los menores de 18 años es que los conductores de ciclomotor también deberán superar un examen práctico.

En definitiva, las nuevas pruebas elevan el nivel de exigencia, lo que se debe traducir en una mejor formación de los conductores y en la disminución de los índices de siniestralidad.

Hasta ahora, para conducir un ciclomotor no hacía falta nada, prácticamente. Ahora, todo aspirante a conducir una moto tendrá que superar una prueba de circulación de entre 20 y 50 minutos de duración. En el caso del ciclomotor, la modificación de la ley obliga a un examen práctico en circuito, además del teórico de 20 preguntas tipo test. La edad del conductor para llevar pasajero se ha elevado de los 16 a los 18 años, con el fin de reducir la siniestralidad.

Sin embargo, la medida afecta solo a aquellos que obtengan la licencia a partir del 1 de septiembre. Los usuarios de 16 y 17 años que hayan obtenido la licencia antes de esta fecha sí podrán seguir llevando un pasajero, pues la nueva ley no es de carácter retroactivo.

¿Y cómo se hacen los exámenes prácticos? El alumno recibe las instrucciones del examinador, que le sigue en coche, a través de una radio. Un conductor que ya tenga el A1 (hasta 125 CV) deberá pasar las pruebas de prácticas en circuito y de circulación para obtener el A (más de 125 CV). El usuario que se beneficie de la convalidación del carnet de coche (B) con el de moto A1 deberá pasar el examen teórico específico de moto y los dos prácticos. La limitación para los usuarios con carnet A, pero con menos de dos años de experiencia, continúa siendo de motos de hasta 34 caballos.

"El nuevo formato supone una mayor seguridad, pues se hacen prácticas en tráfico real y los alumnos estarán más habituados cuando tengan que circular en el día a día", explica Alberto Camaño, gerente de formación del Real Automovil Club (RAC).

Pero, claro, todo esto repercute directamente en el bolsillo de los aspirantes a motoristas. Hace un año, un chico de 14 años podía sacarse el permiso de ciclomotor por 150 euros, aproximadamente. Hoy, esta cifra se ha duplicado. Además de que la edad mínima para conducir ciclomotor se quiere subir a 15 años. Y en el caso de las motos, hablamos de un desembolso de 900 a 1.100 euros, en Zaragoza, considerada una de las ciudades más caras de España para obtener el permiso de conducir. Dicen que los hábiles pueden obtenerlo por unos 600 euros, pero sigue siendo mucho aumento de precio, comparado con los 300 o 400 euros que venía costando.

"El incremento del coste es consecuencia de que ahora es necesario impartir más clases prácticas, de pista y de calle, para que el aspirante adquiera el nivel exigido por la Dirección General de Tráfico", apuntaba la semana pasada José Luis Mazón, portavoz de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Zaragoza.

Parece que el resto de Europa tenía una normativa más dura respecto a la obtención de estos permisos y a España no le quedaba más remedio que adaptarse.

Mutua Motera ha recibido con agrado el cambio en la normativa para la obtención del carnet de motocicleta, pero considera que tendría que haberse hecho hace tiempo. Para Juan Carlos Toribio, de Mutua Motera, la preparación todavía es deficiente. "Hay dos grandes lagunas: una de ellas es que no se enseña cómo reaccionar en caso de emergencia y otra, que tampoco se inicia a los alumnos en el manejo y conocimiento de los nuevos elementos de seguridad del vehículo", dice.

Aunque los alumnos no han recibido muy bien el encarecimiento de las clases de autoescuela, los responsables de los centros de enseñanza replican que no tenían otra opción. Todo sea para que los motoristas salgan mejor preparados y se logre aumentar la seguridad vial, a la par que reducir la siniestralidad.

A debate

  • Dicen que el riesgo de sufrir un accidente mortal es un 17% superior en moto que en coche.

  • Un eslógan de Tráfico dice: 'Nadie tiene la cabeza tan dura como para no llevar caso'. Sin embargo, hay jóvenes que todavía circulan en motocicleta sin este elemento de seguridad.

  • Más prácticas en las autoescuelas significa más dinero a la hora de obtener el permiso de conducir motos. ¿Crees que se trata de una medida acertada o que la práctica sólo se obtiene en el día a día? ¿Pueden unas buenas prácticas darte las pautas para ser un conductor prudente y seguro?

  • ¿Te gustaría tener moto?


Visita: www.supermotor.com

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón