Todo por un beso

 

Andrea Tabuenca, 3º Diversificación IES Juan de Lanuza de Borja

Me pediste un beso,
un beso sin más,
un beso sin nombre,
un beso de cristal.

Pero yo un beso no te puedo conceder,
ya que por un simple beso
puedo enloquecer.

Y si eso es lo que pretendes,
casi lo has conseguido,
porque por esos ojos verdes,
mi corazón ha caído rendido.

Pero aquella inolvidable noche,
lo volví a considerar
y ese dulce beso
al fin te lo pude dar.

Cuando tus labios
rozaron los míos,
algo en mí volvió a aflorar,
algo que pensaba estaba muerto,
me di cuenta de que me podía enamorar.

En aquella extraña noche
de todo pudo pasar,
pero sentado en tu coche
a otra te vi besar.

El corazón se me salía del pecho,
y tú lo tiraste a la basura,
ahora está sólo en un lecho
de pena y amargura.

Así que te escribo estos versos
llenos de pena y dolor,
desde el fondo de este río,
te querré para siempre... Adiós.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón