"Tenía ocho años cuando empecé a escribir"

 

Tres alumnas del IES Andalán entrevistan en esta página a Luis Fernández Lorente, profesor del Instituto Andalán, en Zaragoza

M. Martín / I. Marín / R. Rodero, IES Andalán

Nos sentimos muy orgullosas de poder hacerle una entrevista. Sabemos que el pasado día 30 de octubre presentó su nuevo libro, El beso imperfecto, en la Librería Central de Zaragoza y que volverá a hacerlo en el IES Andalán, el próximo 2 de diciembre, en Tardes en la Biblioteca. Para conocerlo mejor, nos gustaría plantearle algunas preguntas.

--¿Qué le llevó a escribir?
--Tenía ocho años cuando empecé a escribir. Empecé haciendo dibujos a los que añadía diálogos, como en los cómics. Más tarde, escribí algunos cuentos y poemas. Lo de escribir novelas vino mucho después.

--¿Hay algún autor que le haya influido especialmente?
--Lo que más me ha influido fue lo que leí cuando era joven. Novelas como Crimen y castigo o Guerra y Paz, de Dostoievski y Tolstoi, respectivamente. La generación del 98 también me influyó en su momento, sobre todo Pío Baroja y Unamuno. Luego, vino mi etapa de autores hispanoamericanos, tales como García Márquez o Vargas Llosa. Truman Capote, con su A sangre fría, también me parece fundamental.

--El trabajo de profesor requiere un esfuerzo constante. ¿Escribe de forma habitual o cuando le llega la inspiración?
--Siempre he sido constante a la hora de escribir, aunque he de reconocer que hubo una época en la que lo dejé porque lo requería mi trabajo, cuando estudiaba para las oposiciones y en mis primeros años como profesor. Actualmente, intento ponerme todos los días a escribir, por muy difícil que resulte, aunque sólo sea una hora.

--¿Cuáles son sus hábitos a la hora de escribir? ¿Tiene alguna manía?
--Suelo utilizar siempre en el ordenador. El primer libro lo escribí en un cuaderno y luego tuve que pasarlo a limpio. Me di cuenta de que era una pérdida de tiempo. Respecto a las manías, siempre reviso lo que he escrito el día anterior.

--¿Qué sintió cuando vio a tanta gente el 30 de octubre cuando presentó su último libro?
--Estaba nervioso, no me imaginaba que estaría tan repleto aquel salón, aunque sabía que iba a ir gente que conocía, bastantes amigos míos. Hubo algún problema técnico con el micrófono, pero todo salió muy bien. Me gustó mucho lo que dijo Luis del Val de la novela. Le estoy muy agradecido.

--¿Cuál es el camino desde la idea de escribir una novela hasta la presentación de esta?
--Es un camino largo y difícil. Primero tengo la idea, me apetece escribir sobre un tema en concreto. Luego hago un esquema y una lista de personajes con sus características, con el principio y con el final. El siguiente paso es redactar. Aquí la historia puede ir cambiando, porque, de alguna manera, los personajes adquieren vida propia. Este proceso dura más o menos de seis a ocho meses, depende de muchos factores. Cuando termino corrijo los fallos de argumento y de estilo. Me gusta que mi estilo sea fácil de leer e intento aligerarlo. Finalmente, hay que buscar a un editor para sacar la obra adelante. Luego, llega la publicación y a esperar a ver si se vende.

--¿Cuál es el libro que más le ha gustado de los cinco que ha escrito?
--Todos me han gustado, aunque al último le tengo especial cariño, estoy muy orgulloso de él. También me siento muy orgulloso de Cuadernos de Salvador, ya que trata de mis inicios, se sitúa en Chile, donde nací, y habla de los desaparecidos durante la dictadura de Pinochet.

--¿Hay alguna conexión entre los cinco libros?
--En todos ellos, el personaje principal es una persona atormentada. La figura del padre es siempre importante. El protagonista se enfrenta a sus fantasmas y a sus miedos.

--¿Algún fragmento de los cinco libros refleja su forma de ser o alguna etapa de su vida?
--Sí, en casi todas las novelas, a pesar de ser historias ficticias, hay algo que refleja una etapa de mi vida, como el Chile de mi niñez en Cuadernos de Salvador. En Cruce de caminos, lo que me hizo empezar a escribir la novela fue un accidente de moto del que fui testigo. En esta última intento reflejar el ambiente estudiantil de Zaragoza en los años 80.

--¿A qué lectores están dirigidos sus libros?
--Cuando trabajo en un libro no pienso en los lectores que lo leerán más tarde, sino en lo que me apetece escribir. Cruce de caminos parece que funciona muy bien con los jóvenes y varios institutos lo han escogido como lectura. El último libro va dirigido a un público más adulto, aunque considero que a partir de 4° de ESO se podría leer y entender perfectamente.
¿Qué le inspiró este libro?
--Quería reflejar la Zaragoza de los años 80, ya que pienso que hay pocos escritores que hayan escrito sobre la Zaragoza de ese periodo. Se me ocurrió un personaje y a partir de ahí empezaron a ocurrir cosas que, a veces, me sorprendieron incluso a mí mismo.

--¿Tiene pensado escribir otro libro en el futuro?
--Sí, no sé ni cómo, ni cuándo, pero me gustaría seguir escribiendo. Tengo una idea, pero no quiero desvelar nada. Espero que aproximadamente dentro de un año haya otro libro.

--¿Nos puede hacer una pequeña introducción de 'El beso imperfecto' para animar a los lectores?
--El protagonista, Roberto, está rodeado de personas que le transmiten problemas (su madre, su tía, sus amigos...). Todas las historias tienen su razón de ser... No quiero adelantar nada más, sólo que hay un crimen y un misterio que resolver.

--¿Tiene ganas de presentar su libro aquí en el instituto?
--Sí, me apetece mucho, el ambiente es muy agradable. De hecho, el año pasado vine ya. Cuando Carmen, la profesora de biblioteca, se enteró de que era escritor, me lo planteó y me pareció muy buena idea. Disfruté mucho de la experiencia y estoy deseando repetirla.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de La entrevista

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón