Las fiestas de los pueblos, una forma de conocer gente

 

Las chicas de Santa María de la Esperanza abogan por la diversión en las fiestas patronales

Natalia Fanlo y Ariadna Pérez, 4º ESO

nuestro colegio es Santa María de la Esperanza y está en Pina de Ebro. Algunos podréis pensar que es un rollo vivir y estudiar en un pueblo, pero lo cierto es que el hecho de que sea un centro rural es algo bueno y enriquecedor, porque en él estudiamos chicos y chicas de varios pueblos de la zona. Gracias a la amistad que compartimos con ellos, podemos conocer diferentes pueblos y costumbres... Y lo que es mejor, podemos vivir las fiestas de sus pueblos. Y, como somos compañeros de clase, en la mayoría de los casos nos podemos quedar en sus casas.

En el colegio estamos estudiantes de los pueblos de alrededor como La Puebla, Villafranca, Alfajarín, Nuez, Osera, La Cartuja, Fuentes, Quinto y Pina. Los pueblos suelen tener dos o más patrones, santos o vírgenes a los que dedican sus fiestas. Pero siempre hay uno principal. Por esto normalmente cada pueblo celebra dos fiestas patronales al año.

Las cortas se celebran en torno al fin de semana más cercano al día en el que se festeja el patrón de la localidad, estas fiestas suelen celebrarse durante los meses de marzo, abril y mayo.

Las fiestas largas suelen durar entre una semana y diez días y se celebran en honor al patrón principal; estas se festejan durante los meses de julio, agosto y septiembre. Son las denominadas fiestas de verano y concluyen con las fiestas del Pilar.

En noviembre y diciembre se celebran en algunos pueblos las fiestas de invierno, que se llevan a cabo durante varios fines de semana, pero no se festejan entre semana. Las principales actividades comunes en las fiestas de todos estos pueblos son: las misas baturras en honor a los patrones de cada localidad, las romerías a las ermitas, las comidas o cenas oficiales para la 3ª edad, los concursos de actividades lúdicas, la presentación y coronación de las majas de fiestas y los recorridos por las peñas. Al mismo tiempo se llevan a cabo festejos populares taurinos, como pueden ser los concursos de roscaderos, recortadores... La misma gente del pueblo puede participar en otros festejos taurinos muy tradicionales, como son los encierros de la mañana que consisten en correr las vacas por las calles del pueblo y los toros embolados, que son lo mismo que los encierros pero que se celebran por la noche y el animal lleva un embolado con fuego en la cornamenta. Se organizan también conciertos, en algunos casos de forma gratuita, orquestas y disco móvil durante todas las noches. Y el último día de las fiestas suele hacerse una comida o cena popular. Para finalizar, la traca, que se prende a las doce de la noche el último día de fiestas.

Los chavales de los pueblos tenemos como beneficio que vivimos durante todo el año tanto nuestras fiestas como las de los pueblos de alrededor e incluso vivimos intensamente las fiestas del Pilar, por lo que podría decirse que durante gran parte del año vivimos celebrando diversas fiestas, al contrario que los chicos que viven en las ciudades. Además, salir de fiesta en los pueblos no implica tanto riesgo como el salir de fiesta en una ciudad. En las fiestas de los pueblos los grupos de personas son más reducidos y todos nos conocemos y ayudamos en caso de necesidad. Nosotras, como chicas de dos pueblos diferentes, os invitamos a participar en las fiestas de nuestros respectivos pueblos, la diversión esta asegurada.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón