Un canto a la superación

 

500 millones de personas en todo el mundo sufren alguna discapacidad física, psíquica o sensorial

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

Abrir los ajos y sentir que comienza un nuevo día. Desayunar y vestirse para salir a la calle e ir al colegio o al trabajo. Son acciones que realizamos todos los días sin darle importancia, porque apenas nos cuestan esfuerzo. Sin embargo, hay muchas otras personas para quienes ponerse la ropa o beberse un vaso de leche es toda una odisea. Y otras a las que les resulta más complicado que al resto hablar con los compañeros, jugar, relacionarse con ellos o mirarles a los ojos. Son todas esas personas con algún tipo de discapacidad para quienes la vida es un reto a superar cada jornada.

"Yo nací así, sin brazos y con una pierna un poco más corta que otra", explica el zaragozano Javier Hernández. "Siempre lo tomé de manera natural y fui aprendiendo a hacer las cosas progresivamente. Con el mismo ritmo que la gente aprende a escribir o hacer cosas con las manos, yo aprendí a hacerlo con los pies hasta desarrollar unas habilidades que cuando la gente las ve por primera vez alucina", añade. Y es que a sus 29 años, Javier puede presumir de haber llevado una vida de lo más normal, a pesar de las limitaciones físicas que lo acompañan. Desde pequeño, se integró en un colegio sin ningún tipo de adaptación, acabó sus estudios, se fue a Barcelona a estudiar Comunicación Audiovisual, trabajó en un diario aragonés y en otro nacional haciendo información deportiva durante más de cinco años. Y ahora forma parte del gabinete de comunicación de Disminuidos Físicos de Aragón. Su carrera como periodista es imparable. "En el mercado laboral, nunca he tenido problemas", confirma este joven para quien la naturalidad es una regla de oro. "Si tú lo aceptas, la gente lo acepta y lo entiende así", determina.

Javier reconoce que el hecho de que su discapacidad sea congénita (de nacimiento) ayuda a aceptarlo, ya que para aquellos que sufren un accidente puede ser más traumático al haber vivido un antes y un después. Aunque también afirma que es muy importante el ambiente que se respira en casa. En ese sentido, "yo siempre me he sentido muy respaldado", afirma.

Javier es un ejemplo de superación. En su despacho trabaja sin adaptación. "Me bajo el teclado al suelo y escribo en un teclado convencional. Con boli y cuaderno, lo mismo; cojo el boli con el pie y escribo", dice con naturalidad. Además, recuerda que cuando tenía que ir a cubrir los entrenamientos en la ciudad deportiva, "llevaba la grabadora en el bolsillo, le pedía a quien fuese que me la cogiese y hacía la entrevista", indica.

También reconoce que "el primer impacto es importante, pero a mí también me sorprende cuando veo a alguien que no responde a los cánones habituales. Tú tienes que dar el primer paso y, si hace falta, el segundo", asegura.

Javier echa la vista atrás para recordar su adolescencia, donde había días peores y mejores. "Había cosas que no entendía, como que fuera andando por la calle y la gente detuviera la mirada en mí durante varios segundos, pero con el paso del tiempo lo aceptas porque lo comprendes", confirma. Eso sí, confiesa que para salir por ahí nunca ha tenido problemas: "Siempre me he encontrado gente de la que sigo siendo amigo". Y con las chicas, "a medida que te vas haciendo mayor, hay menos problemas", dice. Su lema es la naturalidad: "Yo siempre lo he relativizado todo. Mis amigos me tienen que ayudar a desabrochar el vaquero y lo saben. Pero nos vamos ayudando todos, cada uno en lo que podemos", añade.

A debate: ¿Quién tiene que dar el primer paso para acercarse al otro?

En su testimonio, Javier Hernández, asegura que son las propias personas con discapacidad quienes han de dar el primer paso de acercarse a los demás. Incluso el segundo, añade él. Pero ¿qué pasa con quienes son más tímidos o se sienten incapaces de acercarse a otros? ¿Cómo crees que ha de comportarse el entorno con estas personas: hay que acogerlas de alguna manera especial o esperar a que ellos tomen la iniciativa?
¿Qué te parece la idea de CERMI-Aragón de editar una guía con consejos para relacionarse con las personas con discapacodad? ¿Crees que te puede ser útil?
¿Conoces a personas con discapacidad? ¿Ayudas a su integración?

Visita: www.cermiaragon.es

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón