Carta de María

 

Héctor Ramón Cozculluela, IES Juan de Lanuza de Borja

Mamá: soy tu hija, María, y te escribo esta carta porque necesito hablar y contar algunas cosas. Y a quién mejor que a la persona que me ha dado la vida.

En todo este tiempo, con Carlos, hemos tenido muy buenos momentos, pero la cosa no va como deseábamos; desde que nos casamos y tuvimos a nuestro hijo, no hacemos más que discutir. Él no participa nada en las labores de la casa, llega tarde de trabajar y viene borracho casi todos los días, lo que lleva tiempo preocupándome.

Un día, le dije: "Carlos; tienes que dejar de beber y venir antes a casa. El niño y yo te necesitamos". La reacción de Carlos fue violenta; me dio una bofetada que me tiró al suelo.

No te lo conté porque lo dejé pasar, pensé que no volvería a suceder y que en todas las familias pasaba alguna vez. Me convenció luego con sus cariños y pensé: "él me quiere".

Pero ayer las cosas fueron demasiado lejos. Vino muy pasado de alcohol. Le dije que dónde se había metido y que olía a colonia de mujer. Él me pegó patadas, puñetazos y me escupió.

Te mando esta carta desde el hospital, me ingresaron ayer. Mamá, necesito tu ayuda y el cariño de las personas que me quieren.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón