Cartas al director

 

Diego Badorrey, La Salle Montemolín

Quiero expresar mi opinión sobre la delincuencia juvenil en las calles de la ciudad. Cada vez que voy por la calle observo a personas, entre los más destacados jóvenes de 12 y 18 años que tienen una vida agitada y acostumbrada a malos hábitos, a peleas, etcétera. La delincuencia juvenil cada vez es más frecuente entre los jóvenes de la ciudad, pero eso no es lo peor, sino que va creciendo y nos podemos encontrar una farola rota, contenedores quemados, incluso algún que otro cristal de vivienda o de coche roto. La verdad es que es un problema que cada vez se hace más notable. Quizás poniendo más centros cívicos juveniles se frenaría un poco estos hechos. Es un problema al que hay que poner solución cuanto antes por el bien de los ciudadanos y habitantes del barrio.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón