Vivir

 

Paloma Méndez, Santo Domingo de Silos

Caminaba y caminaba,
sin rumbo alguno.
Pensaba y pensaba,
sin saber por qué.
Sentí algo por dentro,
cuando te vi aparecer,
te acercaste a mí,
y me dijiste al oído:
--te quiero--
por primera vez.
Desde entonces,
nunca te volví a ver.
Sentí que te perdí,
que ya no estabas aquí,
pero algo por dentro,
me hacía querer vivir.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón