El lado positivo

 

Alberto Ariste, Daniel Pueyo y John Wamsley (IES Miguel Catalán)

Siempre lo mismo: "pobres monigotes", "eres un puñetero asesino a sangre fría", etcétera. Si alguien dijese lo contrario, se lo pondrían difícil. Pero no todo sobre los videojuegos violentos es malo. Muchos creen que los videojuegos violentos incitan a la violencia. Todo lo contrario. Si te cabreas con alguien, en lugar de soltarle una leche, puedes desahogarte igualmente con un videojuego, no haces daño a nadie y te diviertes.

Muchos videojuegos se limitan a un avance absolutamente lineal en el que todo lo que tienes que hacer es disparar cualquier cosa que aparezca en pantalla, hasta no dejar títere con cabeza. No es una pérdida de tiempo. De educativo no tiene ni el moño, pero mejora la puntería y los reflejos.

Otros se tragan que los videojuegos violentos hacen que la violencia le parezca normal al jugador. Bueno, primero hay que decir que sí, en efecto, hay una relación entre los videojuegos y los crímenes (EEUU). Sí, hay mucha gente que todo lo que ve en un videojuego es real, y en América han estado a punto de prohibir el videojuego GTA4 (18+), que incluye disparos, golpes, crímenes, y violencia en general. Pero, aunque los que juegan no se fijan en ello, el juego lo que muestra en realidad es que, en teoría, puedes hacer lo que te de la gana con tu vida, pero tendrá consecuencias.

Ahora, hay una cosa bastante lógica. Cuando tus padres te prohíban comprarte el Quake XIV, o similar, porque tiene un 18+ en la caja, diles que en ese caso tampoco podrás estudiar, leer ni ver las noticias. Esto es porque te arriesgas a que salga una batalla, algún capítulo violento, o imágenes violentas o sangrientas. Esto quiere decir (o eso dice la madre de John) que la violencia está en todas partes, en mayor o menor grado (genial, ahora filosofía).

Algunos investigadores (americanos, cómo no -/) han descubierto recientemente que videojugadores regulares sacan mejor nota en tests de visión comparados con no-jugadores. También es posible que estos juegos contribuyan al pensamiento lógico y a la resolución de problemas de los niños. Juegos como The Sims, Age of Mythology, etc., donde los jugadores construyen casas, ciudades, y crean estrategias, les ayudan a desarrollar la lógica y aprendan a tomar decisiones.

¿Qué conclusiones podemos sacar de todo esto? Bueno, no tienen tantos efectos negativos como la gente suele pensar. Y, es un hecho que los videojuegos tienen efectos positivos, agudizando algunos sentidos y eliminando el estrés.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón