un sueño presumido

 

Vierginia Hueso Aznárez y Anaís González, El Pilar Maristas

Érase un tonto presumido
de una ridiculez tan extrema,
andaba contando sus divinas cualidades
y siempre una paliza nos pegaba.

Sus chistes no tienen gracia,
pues carecen de sentido,
ya es lo que nos faltaba
si se cree divertido.

En clase es muy venerado,
este individuo pedante,
no se siente aplaudido,
pues no da un paso adelante
Señoras y señores,
mi descripción aquí acaba
me retiro, buenas noches,
que yo ya estoy cansada.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón