Gilsper y el reloj

 

Cristina Vela, IES Juan de Lanuza de Borja

Gilsper es un reloj simpático, amable y cariñoso al que le encanta bailar. Habita en una pared de un hospital donde no puede hacer más que ver a gente que ha tenido un accidente, a personas que sufren enfermedades mentales...

Un día, Gilsper se fijó en un niño que estaba enfermo del corazón, era distinto al resto, tenía un don especial. Al niño también le gustaba bailar, era su afición favorita desde pequeño. Este niño era tímido, aunque no lo parecía.

Gilsper en día se bajó de la pared y fue a visitar a aquel niño que le causaba tanto interés. Abrió la puerta, se acercó a la cama y le preguntó:
--¿Cómo te llamas?
El niño, asustado, al no ver a nadie, no contestó.
Al rato vio en el suelo algo que se movía y entonces contestó:
--Me llamo Belbich--, respondió el niño.
--¿Y tú cómo te llamas?--, preguntó.
--Me llamo Gilsper y soy un reloj--.
Se hicieron muy buenos amigos. Belbich invitó a Gilsper a una gran fiesta con baile. Pero, en el camino hasta su casa, Gilsper se perdió y el niño nunca jamás supo nada de él.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón