Tiempos de cambio

 

Miguel Trasobares Baselga, 4° ESO IES Miguel Catalán

Si bien por aquí estamos en tiempos de crisis, que nadie se asuste, podemos seguir la trayectoria del terremoto hasta su epicentro en el otro lado del Atlántico, donde ha habido un verdadero cataclismo. Simplemente, los bancos se han hundido y los accionistas se han arrojado desde el último piso de Wall Street o han tirado la casa por la ventana. Todo por querer sacar dinero de los árboles y no me refiero a la agricultura, sino a las hipotecas basura, que han dejado a miles de familias estadounidenses en la calle, eso sí, los directores de los bancos han sumado unos cuantos ceros a sus cuentas en las Caimán. Todo coincide con las elecciones americanas. Por suerte, Dios estuvo esta vez de parte de los demócratas y por primera vez un negro pisa la Casa Blanca como presidente. Para qué hablar del anterior, todos lo conocemos muy bien, y es que la fama de G.W. Bush le precede, actualmente está haciendo una gira por diferentes países para observar lo bien que ha hecho su trabajo.

Para EEUU son días negros, no hay más que observar la línea recta de su economía con sucesivos picos y una gran bajada hacia el suelo. El mundo está hecho un desastre, pero al igual que el ave fénix resucita de sus cenizas, todo volverá a la normalidad. La cuestión es quien dará el primer paso y no se lanzará al agua gritando "Sálvese quien pueda". Y es que en lo referente a la economía, esto es un barco hundiéndose a toda prisa, lo único que podemos hacer para sobrevivir es colaborar (y rezar si la cosa pinta mal), porque esto no lo puede arreglar una persona, tenemos que ser todos. Por eso, necesitamos un mesías que nos guíe por el buen camino, quién mejor para ello que Barack Obama, él promete un mundo mejor, un futuro mejor. Obama es el líder que necesita el mundo, la mayor parte de los estadounidenses tienen fe en él, no es fervor religioso, sino político e ideológico. No hay más que ver el día que los demócratas ganaron las elecciones, la gente lloraba de alegría, en las calles la palabra "cambio" estaba en boca de todos, una joven de Chicago decía "Vamos a cambiar el mundo y lo sé", pero todo lo resume una frase, "Yes we can", "Sí podemos".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón