Un viaje de ida y vuelta de Lublin (Polonia) a Zaragoza

 

El colegio La Anunciata de Zaragoza organiza desde hace dos años un intercambio lingüístico-cultural con Polonia

Colegio La Anunciata

Era 12 de diciembre del 2008 el día en el que 13 chicas de 15 años de Lublin (Polonia) llegaron a la estación Delicias de Zaragoza, después de un viaje de 14 horas, acompañadas de sus profesoras de español y de inglés. Exhaustas y nerviosas, sonreían tímidamente cuando conocieron en persona a sus hermanas españolas. Tres meses de correspondencia online habían preparado el camino, pero la emoción se palpaba en los andenes de la estación. Durante 10 días, aquellas personas se iban a convertir en su familia.

El colegio La Anunciata (C/ Santa Inés, 3 de Zaragoza) organiza hace ya dos años un intercambio lingüístico-cultural con el Gimnazjum n° 19 de Lublin (Polonia). El tema del intercambio de este año es Ocio creativo y saludable. Enrique Lacambra, tutor de 4° B nos da los componentes de este programa: "Deporte, cultura, turismo, teatro o tradición hicieron de hilo conductor, y la chispa la puso la convivencia con otra persona con diferentes hábitos, costumbres e idioma". María y Mónica, las profesoras encargadas del proyecto aseguran que "los chavales necesitaban conocer las ofertas de ocio que ofrece la ciudad y la sociedad, y hay que hacer una reflexión seria sobre la forma de entretenimiento que los adolescentes practican hoy en día". "Las familias son un punto clave para el éxito del intercambio y nosotros tenemos las mejores. Los padres se han volcado con sus recién estrenadas hijas polacas y han disfrutado compartiendo con ellas diferencias y similitudes", dicen las profesoras.

Para María Pilar Vidorreta, madre de una de las alumnas españolas, la experiencia de participar en un intercambio como familia de acogida de una alumna de Polonia ha sido muy gratificante. "Le abres el corazón a una persona extraña para ti, compartes con ella el día a día, participas de sus inquietudes, sus costumbres e intentas darle un poco de cariño", explica esta madre aragonesa.

Para Jagoda Gierska, estudiante polaca, todo comenzó de verdad la mañana del 12 diciembre de 2008, cuando estaba con su maleta preparada para el viaje. "En Zaragoza encontramos a nuestras chicas y a sus familias y empezó la aventura", señala. Jagoda dice que durante esos 9 días usó el inglés y el español tantas veces "que podría escribir millones de mensajes y hablar con Denisse, mi compañera española, millones de segundos". Además, asegura que conoció a gente muy extrovertida, cariñosa y amable. "Yo también estaba más extrovertida y alegre, hice amigos en tan corto tiempo, conocí a personas con las que puedo hablar sin problemas...; y ¡aprendí muchísimo!", indica esta estudiante.

Por su parte, las alumnas de La Anunciata se volcaron para recibir a las polacas. Las llevaron a los principales monumentos de Zaragoza y de Barcelona, a hacer deporte, de cena... "Estamos muy contentas con este intercambio y esperamos con ilusión la hora de visitar Polonia en marzo", dicen Sofía Sánchez, Marta Morales y Marta Arranz.

Y es que el proyecto culminará con la estancia de las alumnas españolas durante 10 días en Lublin, en marzo, y con la realización de unos trabajos que recogen las conclusiones del aprendizaje y del viaje. Dos alumnas se preguntan cómo será. "Vamos a adentrarnos en una aventura sin fin, de la que solo conocemos el comienzo. No importa cómo seas porque todos queremos vivir una experiencia inolvidable", dice Jennifer Melero. Su compañera, Denisse de la Cruz, explica que no es fácil esperar a alguien en una estación de autobús, "aunque antes hayas entablado una relación por internet". Cuando pasan los días, "descubres nuevos valores: compartir, trabajar en equipo, y, sobre todo, a regalar todos los días una sonrisa", añade esta alumna.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón