Mi bolígrafo

 

Rocío Arié Bordetas, 1° C IES Ángel Sanz Briz

Yo tengo un bolígrafo que siempre que tengo que hacer deberes se le va la tinta, pero cuando le toca escribir cartas va como si fuera nuevo. Siempre que lo llevo a dar un paseo colgado de mi bolsillo y ve algún otro bolígrafo le entran ganas de escaparse, pero lo agarro. Eso sí, cuando le cuento mis problemas a mi diario, siempre está aparente. Cuando dibujo con otros bolis y luego lo cojo, suele hacerse el tonto y va a trozos. Es el mejor bolígrafo que he podido encontrar porque cuando le toca llorar, llora, cuando le toca sonreír, sonríe, y nunca jamás ha contado un secreto mío.

El día de mi cumpleaños, el bolígrafo llamó a todos mis amigos y a todos sus amigos y prepararon una fiesta sorpresa en mi casa. También un día, rompí un jarrón delante de él y luego no le contó nada a mi madre. Así, es mi bolígrafo 'Fernando'.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón