Sentimientos

 

Claudia Arlanzón, IES Avempace

De nuevo, el dolor y la tristeza
me otorgan lágrimas para llorar
una vez más
entre esta mísera soledad.
El silencio carga el ambiente
de lo que entonces fueron bellos momentos.
Sólo se escucha
el sonido que produce
el movimiento de las agujas
del reloj de noche.

Tiempo. Cada segundo que transcurre tan rápido,
que se nos escapa de las manos
sin darnos cuenta o sin importarnos
a nuestra edad,
con toda una vida por delante.

Esos segundos, esos momentos
tanto buenos como malos
que sabemos que no volverán.
Y se quedarán atrás,
en el pasado, en tu memoria.
Por ello, para llegar a ser feliz
he de vivir cada momento, cada instante
de esta vida que me ha sido concedida u otorgada,
para sentir lo que al igual que todos
sentimos en nuestra única vida.
Pues sólo es una.
Y no hay vuelta atrás.

Pero hoy...
Sigo igual que ayer.
Sin lograr cumplir lo prometido:
sin sonreír, sin ser feliz.

Me gustaría que entendieses
que si me levanto, no aguantaré;
que si lo intento, volveré a caer.
Porque sola, no puedo seguir
hacia el camino de la felicidad.

Y sólo sé que me devuelves la sonrisa un día más.
Que me das bonitos motivos
para armarme y luchar.
Pero sobretodo, 'pa' continuar.

Y sólo sé que cuando desapareces vuelvo a caer,
y tarde o temprano lo volveré a hacer
en un pozo muy hondo y sin fondo,
que será tan recóndito
que nunca veré el final.

Por ello, por favor,
mientras soy consciente te pido,
que no me dejes caer
en ese lugar tan oscuro,
en el que me dan escalofríos,
y donde perderé el sentido de la vida misma.

Por ello, insisto.
Ten piedad y no me dejes caer
en ese mundo de oscuridad, tristeza y agonía eterna,
en el que inconscientemente me arrojaré.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón