Una leyenda

 

Clara López, Sta María de la Esperanza

Nos han pedido para la clase de Lengua que relatemos una leyenda propia de nuestra localidad, así que voy a preguntar a mi abuelo que tiene buena memoria. De esta manera pude enterarme de esta historia que no conocía antes y que forma parte de nuestra tradición, la leyenda del pino de Santa María. Así me la contó mi abuelo: En Pina de Ebro (Zaragoza), en la finca Santa María, permanecía un árbol centenario, de raza pino, que ni cinco hombres, de lo grande que era el tronco, lo podían abrazar.

Para los años de la guerra, en la copa del árbol se instaló una ametralladora, con la cual los soldados se protegían de los rivales. Ese árbol tenía 16 o 17 metros de altura y, por eso, se instaló allí aquella arma.

Hace unos 70 años, para san Valero, una ráfaga de viento tiró el árbol y desde ese momento --que para mí es histórico--, se inventó un refrán:

"San Valero ventolero
bien celebraste tu día,
nos tiraste los abrigos
y el pino Santa María".

Más tarde, el tronco se cortó y la leña se repartió por todo el pueblo. Salieron dieciséis fascales y cada uno tenía treinta fajos. Un fabricante catalán compró el tronco pasa hacer tablones.

Esta leyenda para mí es muy importante aunque no es tan popular como las demás, ya que este árbol era de la finca de mi abuelo, José López Blasco.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón