Aquella voz

 

Alejandro Guerrero Pérez, La Salle Montemolín

Un instante. Un sólo segundo tardé en volver a escuchar esa melodía, ese lastimero canto que todos los días asolaba las calles y las llenaba de las más oscuras tinieblas.

Aún hoy sigo sin imaginarme cómo algo tan bello podía sonar de esa forma. Tan terrorífico.

Todos los días era igual, a todas horas, siempre sonaba el mismo cántico en labios de una mujer que nadie reconocía haber oído antes. Solo oírlo hacía que deseases con todas tus fuerzas no conocerla. Pero nunca se sabe. Sonaba tan cercano como si fuese tu mismo vecino el responsable de ese canto.

La primera vez que lo oyes piensas en lo desagradable que es, pero conforme pasan los días tu oído capta lo bella que es la voz que profiere esa amarga melodía y es entonces cuando empiezas a pensar por qué, por qué razón puede algo sonar así, cómo puede ser que una persona pueda forzar a otra a hacer eso... Y así un día tras otro, primero de día, luego de noche, y otra vez de día...

Pasados los días te obligas a pensar en qué puedes hacer tú para paliar tan intenso sufrimiento y apagar ese terrible canto que cada vez se vuelve más y más desagradable y frágil al mismo tiempo.

Los días siguen pasando, tú no sabes qué hacer, porque... ¿Puedes hacer algo en realidad para que esa voz tan rota, tan horrenda, deje de torturarte por dentro y deje de hacerte sentir tan desgraciado?

¡Pero si apenas sabes de quién es esa voz! Pero, qué más da, sé que es humana, y eso es lo que importa, ¡eso es lo que me importa y lo único que le debería importar a esa persona que le hace sufrir tanto!

Lo peor es cuando se cumplen tus deseos, cuando esa voz finalmente se apaga lo hace para no volver a encenderse, sin que tú hayas podido hacer nada, sintiéndote infinitamente desgraciado por dejar que el mundo no pudiese disfrutar un día más del canto de esa voz, pero no el canto triste y desgarrador que tanto llegaste a odiar, sino las dulces melodías que esa mujer un día llegó a entonar, y que ya nunca volveremos a oír porque una mujer más a muerto a causa de la violencia de género.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón