Mirar atrás

 

Europa recuerda, 70 años después, el horror de la II Guerra Mundial

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

Películas, libros, esculturas, pinturas... El género del arte ha intentado reflejar de todas las formas posibles el horror y el sufrimiento que vivió Europa durante los seis interminables años en los que sus tierras fueron el escenario de la Segunda Guerra Mundial, considerada hoy el conflicto armado más grande y sangriento de la historia. Este año se conmemora el 70 aniversario de su comienzo, con la invasión de Polonia por parte del Ejército nazi, el 1 de septiembre de 1939, aunque algunos historiadores sostienen que el verdadero comienzo tuvo lugar en Asia, en 1937, cuando las tropas japonesas con base en Manchuria se lanzaron en guerra total contra China.

Europa fue un campo de batalla, desde 1939 a 1945, en el que se enfrentaron las llamadas Potencias Aliadas y las Potencias del Eje. En total, fuerzas armadas de más de 70 países participaron en combates aéreos, navales y terrestres. Se estima que el 2% de la población mundial de aquella época murió por efecto de la guerra, unos 60 millones de personas, civiles en su mayoría, encabezados por los de nacionalidad rusa y china.

En un primer momento, los países aliados estaban formados tan sólo por Polonia, Gran Bretaña y Francia, mientras que las fuerzas del Eje eran Alemania e Italia, unidas en una alianza mediante el Pacto de Acero. A medida que la guerra avanzaba, nuevos países se iban alineando en uno de los dos bandos, bien de forma voluntaria o bien al ser atacados. Ese fue el caso de los Estados Unidos y la URSS, atacados respectivamente por Japón y Alemania.

LA ENTRADA DE EEUU

Uno de los episodios más sonados de esta guerra fue la batalla de Pearl Harbour. El ataque sorpresa de Japón, el 7 de diciembre de 1941, sobre la flota americana en Hawai destruyó a 13 buques de guerra y 188 aeronaves y dejó a 2.403 militares y 68 ciudadanos estadounidenses muertos. Inmediatamente, el presidente Roosevelt declaró la guerra a Japón y, cuatro días después, Hitler le declaró la guerra a los Estados Unidos. Así fue como EEUU se metió de lleno en un conflicto que hasta entonces no había hecho suyo y su incorporación resultó decisiva a la hora de inclinar la balanza a favor de los aliados. De hecho, determinó el final con uno de los episodios más negros de la historia, los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki (Japón), dos ataques nucleares ordenados por Harry Truman contra el Imperio del Japón. Tuvieron lugar el 6 y el 9 de agosto de 1945 y pusieron el punto final a la Segunda Guerra Mundial. Se estima que hacia finales de 1945, las bombas habían matado a 140.000 personas en Hiroshima y a 80.000 en Nagasaki.

El final oficial de la guerra tuvo lugar el 2 de septiembre de 1945, hace 64 años. Aprovechando los actos oficiales y los homenajes con motivo del 70 aniversario de su estallido, Europa ha hecho una llamada al recuerdo para poner de manifiesto hacia dónde llevan los extremismos. Recordar para que no se vuelva a repetir. Recordar para poder olvidar.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón