Adiós cadenas

 

Sonia Miguelena, 4º Diversificación IES Goya

El silencio de esta noche
se amontona en mi corazón,
haciendo que esta estancia
forme parte de mi interior.

Quisimos romper las normas,
hacer que la vida fuera real,
que nada nos pudiera parar,
pero las cadenas que nos apresaban
se hacían mas fuertes con cada intento de libertad.
Las puertas se nos cerraban
y se nos fue volando la última oportunidad.

Quisimos formar un mundo de paz,
hacer que todo fuera verdad.
Que ya nada pudiera ir mal.
Ahora la claridad se amontona con un gran pesar,
pues la realidad no se puede cambiar.

El camino que nos dejan está lleno de falsedad,
pero solo es el principio de la escoria que nos vamos a encontrar.
Y ahora la noche no se puede descifrar,
la luna es la única que otorga un poco de formalidad.

El silencio de sus versos late con fuerza en mi interior,
haciendo que jure que siempre seré yo,
prometiendo ante el mundo que siempre fui fiel a mi corazón.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón