Igualdad

 

María Revilla Lahuerta, 2° ESO IES Pilar Lorengar

"Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano". (Walt Whitman)

Por desgracia, esta frase no es real, hay gente racista. Me recuerda a la película que vi hace unos meses. Trataba sobre la amistad de dos niños pequeños, uno de ello era hijo de un comandante nací de las SS. El otro era hijo de un judío que estaba preso en el mismo campo de concentración donde el comandante y su familia vivían. El nazi mandó matar a unos cuantos judíos, sin saber que su hijo iba en ese grupo de judíos y que el amor y la amistad hacia el niño judío le mataría, que curiosamente era lo contrario que su padre sentía por los judíos.

Me hace pensar en quién nos cambia, qué puede ser tan fuerte para llegar a ese odio. Si nacemos sin maldad, sin odios, sin diferencias, ¿qué nos cambia hasta el punto de llegar a matar a un semejante simplemente por el color de su piel, su religión, sus ideologías políticas, etcétera?

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón