Derecho a ser niño

 

El 20 de noviembre se cumplen 20 años de la Convención de los Derechos del Niño

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

A la pregunta qué es ser un niño, los poetas Francis Thompson y William Blakeer responden así: "Ser un niño es creer en el amor, creer en el encanto, creer en creer; es ser tan pequeño que los duendes pueden alcanzar a susurrarte al oído; es convertir calabazas en carruajes y ratones en caballos, la pequeñez en altura, y nada en todo. Porque cada niño tiene un hada madrina en su propia alma; es vivir en una cáscara de nuez, y nombrarte el rey o reina del espacio infinito; es ver el mundo en un grano de arena y el cielo en una flor silvestre, tener el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora". La infancia siempre ha sido el territorio de los sueños, de la magia, de la inocencia, de las mil posibilidades. Sin embargo, también es un campo abierto a los abusos. Los niños, por definición, son vulnerables e ingenuos y eso los convierte en un colectivo especialmente débil frente a los peligros de la sociedad.

Para proteger a la infancia de esos abusos, el día 20 de noviembre de 1959, la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. 30 años después, el 20 de noviembre de 1989, se aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño. Si la declaración de 1959 era un llamamiento al respeto de los derechos de la infancia, la convención es un tratado internacional, vinculante jurídicamente, para aquellos países que lo ratifican, que reconoce los derechos humanos de los niños y niñas, definidos como los menores de 18 años. Sólo dos países, Somalia y Estados Unidos, no se han adherido aún a la CDN. De momento, sólo la han firmado, que es el paso previo a la ratificación.

Con la CDN, los niños pasaron a ser sujetos de pleno derecho: "Todos los niños y niñas de todos los lugares del mundo tienen el derecho a desarrollar plenamente sus capacidades, a participar en las decisiones que les afectan y a ser protegidos de riesgos y perjuicios". En los 54 artículos de que consta la CDN, se profundiza en los derechos del niño, reafirmando la necesidad de proporcionarles cuidado y asistencia especiales en razón de su vulnerabilidad. Y subraya la responsabilidad primordial de la familia en cuanto a la protección y asistencia del menor.

La infancia, un tercio de la humanidad

Los niños representan a un tercio de la humanidad. Unicef lleva 60 años velando por sus derechos y aunque queda mucho por recorrer, reconoce logros importantes. En cuestión de mortalidad infantil, se ha pasado de 12,5 millones de muertes de menores de cinco años, en el año 1990, a 8,8 millones, en el 2008. A pesar de todo, Unicef Aragón recuerda que la mayoría de estas muertes se deben a causas que se pueden evitar. En cuanto a nutrición, la proporción de niños y niñas menores de cinco años con un peso inferior al normal descendió un 20% entre 1990 y 2005. Y se ha alcanzado una tasa de matriculación en la escuela primaria del 96%, aunque aún hay 93 millones de niños en edad escolar que no van a la escuela, y la mayoría son niñas. Los avances demuestran que la convención se puede cumplir, pero quedan pendientes grandes desafíos. Unicef señala que hace falta un esfuerzo extra para llegar a los inalcanzables, a los niños excluidos, a la vez que hay que seguir trabajando en países desarrollados para apoyar el acceso de todos a sus derechos. Para que todos los niños del mundo puedan disfrutar de ser precisamente eso: niños.

Manifiesto para el Día de los Derechos de la Infancia

(Consejo Juvenil de Unicef Aragón: África Vázquez, Raquel Rodríguez, Ana Postigo, Rocío Inglés, Noelia Ceballos, Laura Díaz, Eduardo Díez)

Hoy, día 20 de noviembre (20 aniversario de la Convención de los Derechos de los niños y las niñas), nos manifestamos para exigir que se cumplan los Derechos de la Infancia. Creemos necesario que los ayuntamientos y gobiernos, junto con los medios de comunicación y los colegios, difundan los Derechos del Niño en nuestro país y promuevan la ayuda internacional a aquellos lugares en los que es preciso colaborar para que se cumplan los derechos. Queremos que los niños y niñas de todo el mundo crezcan libremente en condiciones de igualdad de oportunidades para todos. La educación tiene que ser el pilar fundamental en el que se base la construcción de un mundo mejor. La solidaridad es fundamental para que el camino sea más fácil y por eso todos debemos colaborar. Debemos concienciar a toda la población de que existen graves problemas que impiden el desarrollo de la personalidad y capacidades de los niños y niñas. Todos ellos tienen Derecho a la vida, a un hogar, a una familia y a unos servicios de salud dignos. No podemos permitir su explotación en trabajos inadecuados ni mucho menos su participación en conflictos bélicos. Defendemos que todos los niños tengan derecho a expresar su opinión con libertad y a que sea tenida en cuenta.

Nos comprometemos a denunciar todas las situaciones de discriminación, abuso y violación de los derechos de la Infancia y a trabajar por un mundo mejor. Si todos colaboramos, conseguiremos que los Derechos se cumplan en todos los rincones del planeta. Muchas gracias.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón