IES Azucarera: estación fantasma

 

En nuestra web pudimos recorrer el Londres más siniestro o las escenas de Disney más monstruosas

Comenado Biblioteca, 1ºC IES Azucarera

Próxima parada: Estación fantasma es el lema que sirvió para inaugurar nuestra tradicional semana del terror en el IES La Azucarera. Propusimos un viaje lleno de historias terroríficas, de telarañas y espectros, de cementerios y leyendas del más allá; lleno, en definitiva, de fantasmas, de muchos fantasmas... De modo que, durante dos semanas, la biblioteca ha estado encantada.

Preparar el escenario fue tarea de los alumnos de 4° de ESO: un túnel desde el que nos observan mil ojos antes de acceder a la biblioteca, un escaparate de historias de todos los tiempos sobre telas rojas y negras, telarañas entre libros, velas de llama trémula, espectros que vigilan las estanterías, inquietantes retratos del pasado, huesos, calabazas, murciélagos; un esquelético revisor de tren que nos sonríe antes de iniciar el recorrido asomando por la puerta y, dirigiendo la escena, nuestro fantasma de biblioteca, esa sombra adolescente que se pasea entre las páginas de cada libro. Con toda esta ambientación, el IES era un edificio poseído por fantasmas En las secciones de un singular periódico fantasmal, leemos información sobre las principales estaciones fantasma, sobre la palabra y su origen, sobre literatura, cine y música protagonizada por estos seres invisibles. Incluso queda espacio para el humor. El abanico de posibilidades nos permitió disfrutar de recreos de cine o tardes de miedo con Tim Burton o de talleres propuestos desde el PIEE (maquillaje, broches y camisetas terroríficas) o de un entretenido paseo por nuestra particular galería de fantasmas. Contamos historias en la penumbra de una biblioteca envuelta por música fantasmal. Y en nuestra recién estrenada web pudimos recorrer el Londres más siniestro o conocer las escenas de Disney más monstruosas. Eso sí, en inglés.

Cinco jornadas para ver todas las caras del miedo. Y es que, sin duda, las historias de terror, construidas con múltiples elementos góticos y románticos, producen un placer indescriptible, donde el deseo de llegar al punto final se transforma en un suspiro que nos alivia de la tensión acumulada. Pero, ¡cuidado amigos!, nunca se sabe cuál será el lugar escogido por el auténtico fantasma para personificarse.

Fantasmadas para todos

Un nuevo género literario surgía de nuestra imaginación: la fantasmada. ¿En qué consistió? En escribir historias sobre fantasmas, con tono humorístico o terrorífico. Cada relato quedó enmarcado en unas divertidas siluetas que decoramos al gusto de cada cual y que colocamos, cual terrorífico saludo, en la entrada del instituto.

He aquí algunos ejemplos:
"Tenía vértigo, pero pronto lo perdí, ya que estaba por encima de mi casa" (Sergio)
"Hay que estar muy cerca para ver. Y yo lo vi... Y tú me estás viendo a mí" (Álvaro)

Historias en penumbra

Leer y contar historias a la luz de linternas y acompasados por música estremecedora sirvió para demostrar nuestras particulares dotes de narradores. Revivimos leyendas urbanas y populares protagonizadas por jóvenes que desaparecen, tumbas que se abren, juegos que se transforman en tragedias. También tuvieron espacio los relatos más inquietantes de Allan Poe, Iwasaki, Defoe, Goethe o Bécquer. Todo un muestrario de lecturas para temblar.

Cortometrajes de terror

Durante toda una semana fuimos espectadores del II Ciclo de Cortometrajes de Terror. La sala multiusos se transformaba durante los recreos en un verdadero cine de suspense. Se abría el ciclo con el videoclip más popular de Michel Jackson, el famoso ‘Thriller’, al que siguieron cuatro cortos de animación de distintos directores y nacionalidades, todos ellos con diferentes puntos de vista ante el miedo y las leyendas populares: la violencia, los zombies, los espectros, el vudú o el monstruo. La verdad es que lo pasamos genial.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón