Origami

 

Isabel Ledesma Blasco, 1° ESO Colegio Romareda

El pasado sábado visité con mi madre una exposición de papiroflexia (ORIGAMI) en el Centro de Historia. Allí observé cómo se pueden crear con un simple trozo de papel figuras muy complejas, desde un elefante, hasta un vestido de tamaño real. En la exposición, había escrita una historia muy bonita y triste a la vez, que me impresionó mucho. Era la historia de Sadako, una niña que tan sólo tenía un año, cuando cayó la bomba atómica cerca de su casa. En principio, no le pasó nada. Pero cuando a los 11 años corría una carrera empezó a encontrarse mal, se desmayó y le diagnosticaron una leucemia. Una amiga suya le recordó una vieja tradición en la que te aseguran que si haces mil grullas de papel se te concederá un deseo. Al poco tiempo de empezar a construir grullas, se encontró con otro amigo con la misma enfermedad y le animó a que también el comenzase a hacer grullas, pero su respuesta fue «Creo que moriré esta misma noche». Sin embargo, pensó que no sería justo pedir solo la curación para ella, y pidió que el esfuerzo que iba hacer sirviera para traer la paz y la curación a todas las víctimas del mundo. El avance de la enfermedad impidió que acabase la construcción de sus grullas. Con los papeles que encontraba llegó a completar las 644 grullas de papel de las 1.300 que se propuso conseguir. Se dice que después de su fallecimiento sus compañeros de la escuela acabaron las grullas que faltaban. Actualmente están colocadas en un monumento en Hiroshima. Al final, nos enseñaron a hacer grullas de papel. Me gusto mucho.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón