Mural en la biblioteca

 

La obra maestra de la ciencia ficción en BluRay

4º Diversificación, IES José Manuel Blecua

Al desaparecer las materias optativas en 4° de ESO, se adaptó la materia de Ámbito Práctico de 4° de Diversificación a la Iniciación a la Cerámica. Con tres horas semanales, se planteó al inicio del curso un proyecto-tarea, en equipo, que concluyera al final de curso, un relieve mural. Desde la primera clase, además de realizar diferentes ejercicios y actividades cerámicas, se fue planificando el proyecto. Primero se buscó entre todo el grupo un lugar adecuado para colocar un mural: el paño de pared sobre la puerta de entrada a la Biblioteca. Después de tener el permiso para realizarlo, se hicieron diferentes diseños y se buscaron otros por Internet. Considerando que el 2009 era el Año Internacional de la Astronomía, se optó por un diseño que hacía referencia a ésta y a la lectura. Además, posibilitaba realizar el relieve con diferentes planos de profundidad y facilitaba el trabajo en equipo.

El mural se empezó a realizar a finales de febrero. Para adecuarlo al espacio donde se colocaría, debería medir 1,45 x 1,90 metros, era mucho atrevimiento. El diseño se dividió en 56 rectángulos iguales formando siete filas y ocho columnas.

El dibujo de cada rectángulo se amplió por ordenador al tamaño adecuado para calcar cada uno en una placa de barro tierno del mismo tamaño. El trabajo con la arcilla fue muy laborioso; divididos en grupos, unos hacían planchas, otros las colocaban y otros calcaban sobre cada placa el fragmento correspondiente. El relieve iba creciendo y se tuvo que realizar en cuatro partes. Una vez calcado todo el diseño, se realizaron los diferentes niveles del relieve, unas zonas se rebajaron y a otras se les dio más grosor, quedando un total de cuatro niveles. Cuando secaron todas las piezas, se cocieron en el horno cerámico a 980° para que adquirieran la dureza pétrea de la terracota.

El último paso fue aplicar los esmaltes cerámicos, fue el proceso con más incertidumbre. Los esmaltes se aplican con pincel para dar los colores a las piezas, pero a diferencia de cualquier pintura, no se sabe cómo va a quedar hasta que no se hace una segunda cocción. Se tuvieron que hacer hasta ocho cocciones para completar todas las piezas. Después de pegar alguna pieza quebrada en el proceso de secado o de cocción, el mural quedó terminado.

Gracias a Nacho y a Carlos, encargados de mantenimiento, el mural fue colocado en su lugar. Se realizó un pequeño acto de inauguración, al que asistimos el grupo de Diversificación con el profesor de Ámbito Práctico, la dirección del instituto y otros miembros de nuestra comunidad escolar.

Ha sido un duro trabajo, pero una experiencia muy gratificante: se ha llegado a la meta propuesta, con esfuerzo y salvando muchas dificultades técnicas; el trabajo en equipo no suma, sino multiplica la eficacia, además cada uno sentimos el trabajo como propio; nos sentimos satisfechos de la belleza del resultado, nos sentimos un poco artistas. Cuando volvamos al instituto, nos gustará ver y mostrar una constancia de nuestro paso por el Blecua.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón