Oscenses por Castilla

 

Organizamos una gala con canciones y bailes, pastas y música y se nos hizo de día

José M. Elfau y Jorge García, IES Ramón y Cajal, H

El 4 de octubre, un grupo de 24 estudiantes de 1° de Bachillerato y los profesores del IES Ramón y Cajal, Mariano y José Luis, partimos desde la Avda. Menendez Pidal con dirección a Palencia para llevar a cabo las actividades de la Ruta Científica fundamentada en el Canal de Castilla. Tras un viaje de 6 horas, llegamos a la residencia de los padres Barnabitas para alojarnos durante los 6 días en compañía de 21 alumnos del IES Rusadir de Melilla.

Las primeras relaciones fueron algo frías, pero se fueron superando a lo largo de la semana. El primer día de actividades nos presentaron a las monitoras de la actividad, Esther y Elena, conocimos el canal por primera vez, ya que antes no habíamos oído hablar de él. A su vez, nuestros compañeros de Melilla nos mostraron en imágenes su ciudad y la vida de su centro, lo mismo que hicimos nosotros después.

Además de eso, durante el resto de la semana también visitamos el Centro de Prevención de Riesgos en actividades de tiempo libre donde practicamos escalada, vimos la ciudad de Palencia y pueblos de la provincia, los restos de la villa romana de La Olmeda, donde se conservan unos mosaicos preciosos, la laguna de La Nava con sus miradores de aves migratorias y el centro de interpretación, una fábrica de harina que funcionó desde el siglo XIX hasta hace unos diez años, las esclusas, acueductos, aliviaderos del canal. Y en la visita a los diferentes tramos del Canal, los recorrimos en parte en dos barcos diferentes, con motor eléctrico y palas. En uno de esos trayectos pasamos una de las esclusas en barco tanto de subida como de bajada. Igualmente nos mostraron la Escuela Superior de Ingenierías Agrarias con sus diferentes investigaciones en montes, hortalizas y vinos. El último día visitamos el mirador de Castilla cerca de Palencia donde apreciamos la inmensa planicie de Castilla y, además, un precioso atardecer. Al final, hicimos una exposición por grupos mixtos de los dos institutos sobre lo que habíamos observado tratando todos los grupos temas diferentes.

Uno de los días realizamos una actividad de relación con el instituto Rusadir, en la que intercambiamos regalos, y ellos nos mostraron con sus trajes típicos uno de sus bailes imposibles con el movimiento de las caderas. Como último día con nuestros compañeros de Melilla, realizamos una fiesta para terminar de afianzar las relaciones que ya se habían consolidado durante la semana, sobre todo con los diversos juegos comunes. Organizamos una gala con canciones y bailes, pastas y música y se nos hizo de día, justo para acompañar a nuestros amigos de Melilla hasta la estación de tren.

Por la mañana, a las 8 horas, dejábamos la residencia para marchar a Huesca, después de despedirnos con alguna lágrima de los melillenses. Tras otro viaje de 6 horas en el que la mayor parte de los alumnos acabaron dormidos a pesar de las estupendas películas que nos puso el conductor y del maravilloso paisaje por el que pasábamos, llegamos a Huesca después de una satisfactoria experiencia de una semana.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón