Aquel día

 

Mateo León, 3º ESO El Pilar Maristas

Aquel día fue diferente. Me costó poco enfrentarme el mundo, era como si en vez de caminar levitara.
Miraba y pensaba en todo con indiferencia, pero era feliz aun sin saber si aquel día sería el último. Me daba igual.
Aquel día fue todo mas fácil, hice todo sin problemas y no sentí nada extraño. Era como si estuviera predestinado a ejercer un papel específico en una vida normal, sin preocupaciones, sin impedimentos.
Ya no gastaba el tiempo en recapacitar sobre el pasado. Me centraba profundamente en el presente. Invertí de esta forma mi tiempo y no se si me fue bien, no me acuerdo, aunque eso no me importa. Lo que importa es que aquel día dejé de lado el razonamiento y el pensamiento y seguí el camino dictado por mi corazón. Y os prometo que lo volvería a repetir: aquel día gané la partida de ajedrez.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón