Laura Calavia Kurtz: "Tienes que entrenar duro y poner ilusión"

 

Compite a nivel nacional en campeonatos de hípica y doma clásica. Tiene 14 años y estudia 3º de ESO en el colegio Calasancio

Ruth Mayayo (Periódico del Estudiante)

--¿Nos puedes explicar qué es la doma clásica?
--Trata de una disciplina, en la que el caballo debe de hacer una serie de movimientos sucedidos, te los indican en unos textos llamado reprisse. Son movimientos muy complejos que requieren mucho entrenamiento, aunque para el caballo son naturales.

--Participas en campeonatos de hípica a nivel nacional. ¿Cómo se llega a este nivel?
--No es muy difícil, simplemente tienes que entrenar muy duro y ponerle ilusión, aunque lo básico es tener o ´domar´ un buen caballo.

--¿Qué cualidades hay que tener para destacar en la hípica?
--Dedicarle mucho tiempo y tener mucha compenetración con tu caballo, aunque también te tiene que gustar, porque si no le pones ganas, no se puede llegar a nada.

--¿Qué te parece lo mejor y lo peor de este deporte?
--Lo mejor que es divertido, y estar con caballos te hace olvidar todo lo demás. Lo peor es que es un deporte muy difícil y exige mucho, por parte del jinete y del caballo.

--¿Desde cuándo practicas la hípica?
--Monto a caballo desde los cinco años, pero en doma clásica sólo llevo un año y medio, más o menos.

--¿Cuántas horas a la semana le dedicas a la hípica?
--Bastantes, la verdad, es que nunca las he contado, ya que me paso ahí casi todo el fin de semana, desde el viernes por la tarde, y algunos días también voy entre semana.

--¿Cómo se llama tu caballo?
--Se llama Agadir, aunque por su color casi todo el mundo le llama ´naranjito´.

--¿Dónde lo guardas?
--Dentro del picadero, en un box que tengo.

--¿Requiere muchos cuidados?
--No, requiere los cuidados básicos, pero sí que hay que cuidar que esté siempre en buenas condiciones.

--¿Tienes alguna anécdota curiosa con él?
--En su primera ´vuelta de honor´ --es una vuelta en la que los ganadores tienen que salir a coger su premio y luego galopar todos juntos--, al ser un potro y no haber hecho antes ninguna vuelta así, echó a correr y empezó a dar saltos por toda la pista. Yo no lo podía parar ni sacar de la pista, ya que había caballos por todas partes. Cuando, finalmente, pude salir, el caballo no hacía más que patalear y me tuve que ir a otra pista y esperar a que se tranquilizara haciendo círculos. ¡No sabía si llorar o reírme!

--¿Consideras la hípica un deporte al alcance de cualquiera o te parece un pelín caro?
--Todo depende de cómo lo quieras mirar. No es barato, pero caro tampoco. Depende de lo que quiera hacer y del caballo que tengas.

--¿Hasta dónde te has propuestas llegar en este ámbito?
--Pues hombre... Me gusta competir, pero tampoco quiero que mi vida dependa de ello. Me gusta hasta donde he llegado, de momento no me he planteado avanzar más en un futuro.

--¿A qué te gustaría dedicarte?
--Lo que más me llama la atención es ser bióloga, aunque también me gustaría ser veterinaria. Aún no lo tengo muy decidido.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de La entrevista

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón