Juan Pedro Aparicio: "La literatura es un largo epitafio que se va dejando"

 

En febrero, el escritor visitó el IES Avempace dentro del ciclo Invitación a la Lectura de la DGA.

Claudia Arlanzón y J.A. García, IES Avenpace

--¿Cómo ve el español en su dimensión internacional un exdirector del Instituto Cervantes?
--En un país como Gran Bretaña, tradicionalmente reacio al estudio de otras lenguas, es prácticamente ya el primer idioma extranjero. El francés aún sigue por delante en la enseñanza reglada, pero en todas las demás domina el español. Cada vez son más los países en los que el español es la primera o la segunda lengua extranjera.

--Como experto en cultura anglosajona, ¿cree que los ingleses se interesan por España, nuestra lengua y cultura?
--Muchísimo. De hecho son los que más nos visitan, muy por encima de cualquier otro país. Nos falta, si acaso, atraer a un cierto turismo cultural que todavía prefiere Francia o Inglaterra. Pero a nivel popular España es el país preferido por los británicos. Son muchas las cosas que conocen de nosotros y que les gustan.

--Como leonés ejerciente que es, ¿qué piensa del nacionalismo actual?
--No me gustan las fronteras ni los reduccionismos. En nuestros nacionalismos hay mucho de retrógrado. Lo peor es que han confundido a parte de la izquierda política.

--Merino, Aparicio, Llamazares, usted, Gamoneda en poesía, etc. .¿La literatura leonesa vive su mejor momento?
--Probablemente. Pero ya hay nuevas generaciones que lo están haciendo muy bien. Y eso sí que es una suerte.

--¿Qué suponen para un escritor los premios literarios? ¿Y las críticas?
--Los premios, en su momento, pueden ser una buena oportunidad para darte a conocer o para llegar a más lectores. Las críticas, a veces ayudan, a veces no sirven para nada.

--¿Por qué la literatura cuántica y los relatos hiperbreves? ¿Ya no hay tiempo para la literatura larga?
--Sí que lo hay. Hoy se publican novelas larguísimas que no solo se compran sino que también se leen. Lo curioso es que estos hiperbreves conviven con ellas y hasta se han puesto de moda.

--¿Prepara alguna obra ahora mismo?
--Trabajo en una novela y en un libro de cuentos. Pero soy muy lento.

--¿Cuáles son los escritores y obras que más le han influido?
--No sabría decirlo. Sí puedo decir los nombres de algunos con los que más he disfrutado: Pavese, en su día, Borges, Wells, Baroja, Galdós. Evelyn Waugh y, sobre todos, Joseph Conrad.

--¿Por qué, cómo y cuándo empezó a escribir?
--De niño. Hacía diarios personales y cosas así. Al final inventaba una realidad paralela que me rescataba de aquella que vivía. Lo hacía de modo irreflexivo como el que juega con soldaditos, cosa que también hacía.

--¿Por qué llamo Lot a la ciudad mítica que aparece en sus novelas?
--Me gusta la palabra, tan escueta, y me gusta lo que evoca, ese personaje bíblico al que se le prohíbe mirar atrás.

--¿Qué le ha satisfecho más como escritor, la novela o el relato corto?
--No sabría elegir. Entiendo que la novela, al menos a mí, exige más esfuerzo, lo que, por lógica, si se logra lo que se pretende, debería de dar una satisfacción superior. Aunque tampoco es exactamente así.

--¿Qué siente como escritor al saber que sus obras están traducidas al inglés, al alemán, al chino, al ruso...?
--Es siempre una gran satisfacción poder ampliar el número de lectores que tienen además una sensibilidad distinta. Pero no me llamo a engaño. Sé muy bien que estoy lejos de ese puñado de autores cuyo nombre es de circulación internacional.

--¿Se inspira más en hechos reales o ficticios para sus relatos?
--Depende. Creo que aún en las narraciones más fantásticas que he escrito subyace un fuerte componente real.

--¿Ha sentido alguna vez el bloqueo de la página en blanco?
--Lo que he sentido es una casi invencible pereza. Escribir es un gran placer pero exige un esfuerzo notable.

--¿Qué es lo más gratificante y lo más frustrante de ser escritor?
--Como decía un amigo mío, lo más gratificante es haber escrito, ver acabada una obra que te satisface. ¿Lo más frustrante? Que no te hagan caso.

--Y para terminar, señor Aparicio, ¿cuál es el mensaje más importante que quiere transmitir con su literatura?
--Tengo escrito que la literatura es un largo epitafio. En vez de ponerlo sobre una tumba, uno lo va dejando por ahí en algunos papeles encuadernados.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de La entrevista

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón