Por los derechos de las mujeres

 

Beatriz Cativiela, Colegio Romareda

Imaginad por un momento que las niñas de esta clase no pudiéramos venir a estudiar, no se nos permitiese enseñar la cara, los brazos o las piernas, que a nuestras profesoras no les dejaran dar clases, que las mujeres no pudiéramos salir a la calle solas, ni pintarnos las uñas bajo riesgo de que nos amputaran los dedos, ni pudiéramos hablar a los hombres; resumiendo, que no tuviéramos libertad, que estuviéramos encerradas en nuestras casas y fuéramos tratadas peor que los animales.

Todo esto no es ciencia-ficción, ni pertenece a un pasado muy lejano; todo lo contrario, muchos países lo sufren día a día. No hace mucho tiempo, en 1996, en Afganistán, los talibanes tomaron el poder hasta el año 2001. Para este país fueron cinco años horrorosos aunque, por desgracia, ciertas personas los apoyaban.

No dejaban cerrar tratos comerciales a las mujeres, les prohibían trabajar fuera de casa (a excepción de unas pocas enfermeras), no les permitían salir de casa solas (siempre tenían que ir acompañadas de un hombre de su familia), no podían ser tratadas por médicos masculinos, les prohibían estudiar, tenían que ir completamente tapadas (sin enseñar ninguna parte del cuerpo, bajo riesgo de ser azotadas), tampoco podían reír o usar tacones, pues los hombres no debían oír su voz ni sus pasos, no podían hacer aparición pública en la televisión, en la radio o en las revistas, se les prohibía llevar ropa de colores vistosos y pantalones acampanados (aunque los llevaran bajo el burka) y no debían ser fotografiadas.

También los hombres tenían ciertas prohibiciones: no podían cortarse el pelo ni la barba y debían llevar ropa islámica y gorra. Algunas restricciones las compartían hombres y mujeres: no podían escuchar música, ver películas, debían cambiarse el nombre si el suyo no era islámico, tenían que acudir a las mezquitas cinco veces al día...

Afortunadamente, los talibanes ya no gobiernan desde hace nueve años, aunque siguen luchando por el poder. Los españoles tenemos tropas allí que luchan, entre otras cosas, a favor del gobierno actual para intentar mantener la paz y a favor de los derechos de las mujeres, tan perjudicadas en el gobierno talibán.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón