El lado divertido de la ciencia en el Julián Sanz Ibáñez

 

La exposición demostró la gran variedad de la ciencia y atrajo a multitud de alumnos del centro

Loredana Butnaru, CPEIP Julián Sanz Ibáñez

La Semana Cultural de este año ha tratado sobre: la ciencia. Ha sido una forma muy divertida de salir de la rutina de los deberes-exámenes, además de ser educativa. Para ser todo un poco más fácil los profesores nos separaron en grupos de unos 23 niños, cada uno. Los alumnos de 6° curso fueron los encargados de recoger a los niños de su grupo y llevarlos al taller correspondiente. Hubo ocho talleres (microscopio, electromagnetismo, vista, agua, oído, tacto y olfato, cocina y reacciones químicas) y ocho grupos.

Cada grupo tuvo un nombre y cada niño su carnet con el nombre del grupo, su nombre, su curso y su foto. Cada grupo tuvo un color. Fuimos pasando por cada taller, teniendo tres al día (dos por la mañana antes y después del recreo y otro por la tarde). Empezamos el lunes por la mañana con una actuación sobre la ciencia; que fue Educadiver.

Por la tarde los profesores nos dieron a conocer en que grupo estamos, después los alumnos de 6° fueron a recoger a los niños de su grupo y fueron al taller correspondiente. Lo primero, completamos nuestro carnet, después nos presentamos y al acabar los alumnos de 6° dejaron a los pequeños en su clase y ellos a la suya. Al día siguiente igual y así todos los días hasta el jueves por la tarde. El jueves por la mañana fueron los últimos dos talleres. También hicimos experimentos muy divertidos, aprendimos cosas nuevas, probamos un batido muy rico, vimos como erupciona un volcán, construimos un teléfono divertido con yogures, diferenciamos objetos por el olfato y tacto, vimos como los objetos flotan o se hunden según material, peso, densidad, pintamos cuadros con diferentes técnicas entre todos, aprendimos a utilizar un microscopio y experimentamos con el imán, la elctricidad, etc.

Lo más agotador fue para los profesores, porque tuvieron que prepararlo todo, y para los alumnos de 6° curso, porque tuvieron que cuidar de los pequeños, recogerlos y dejarles, explicarles las cosas... Fue algo muy bonito y sinceramente creo que a todos nos gustaría repetirla el año que vine Creo que es una experiencia inolvidable, algo único y un bonito recuerdo para los alumnos de 6° ya que al año siguiente van al instituto.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón