Londres en cinco días

 

Un grupo de alumnos del IES Miguel Catalán visita los lugares más emblemáticos de la capital inglesa

Jaime Marco y Teodora Oarga

El 24 de enero los alumnos de 1° y 2° de Grado Superior de Comercio Internacional del Instituto Miguel Catalán iniciamos un viaje a Londres. Iban a ser cinco días en los que tendríamos la oportunidad de visitar los lugares más emblemáticos de una de las ciudades más importantes y, por supuesto, no faltó entusiasmo. No necesitamos mucho tiempo para dejar las maletas y dirigirnos hacia el West End en busca de la mítica Picadilly Circus, dispuestos a ser hechizados por los impresionantes anuncios luminosos. También nos sedujeron los concurridos Soho y Chinatown.

Al día siguiente, madrugamos como verdaderos ingleses para no dejarnos un solo rincón del Londres histórico. Debido a la buena organización que hemos tenido por parte de nuestras teachers, Dolores y Mã Luz, conseguimos visitar en una sola mañana Buckingham Palace, Saint James' Park, Westminster Abbey, Houses of Parliament (con el impresionante Big Ben, uno de los símbolos de la ciudad) así como Victoria Embakment.

Por la tarde y ya en Trafalgar Square quedamos impresionados por la moderna e inesperada recreación del Barrio Rojo de Ámsterdam que estaba expuesto en la entrada de la National Gallery. En la National Portrait Gallery pudimos ver retratos de todo tipo, desde fotos oficiales de la Royal Family, conmovedoras fotografías de menores encarcelados, hasta la portada gigante de un disco de Blur. Cenamos en el Covent Garden.

El tercer día, visitamos el Victoria and Albert Museum que nos sorprendió por la gran variedad de piezas, desde el arte de las antiguas y modernas joyas, valiosas esculturas, suntuosos vestidos salidos de los talleres de los diseñadores más importantes, hasta una exposición de arte inspirado en las últimas tecnologías. Por la tarde, después de quedar deslumbrados por el lujo de los almacenes Harrods y Harvey Nichols, parte del grupo se fue a ver Camdem Town, mientras el resto prefirió continuar admirando las lujosas tiendas del barrio Chelsea hasta llegar a la renombrada galería de arte Saatchi.

Por supuesto, no nos podíamos ir de Londres sin visitar los lugares más vinculados a nuestros estudios, por eso el día siguiente lo dedicamos a visitar la City empezando por el Bank of England y su museo, el Stock Exchange y el impresionante edificio de la aseguradora Lloyds. Durante nuestro paseo por la City fuimos guiados por el novedoso edificio The Gherkin (el Pepinillo), un referente de la moderna arquitectura que contrasta con el victoriano Leadenhall Market, donde retomamos fuerzas con una taza de té y sándwiches, al más puro estilo British. Ese mismo día, por la tarde, cruzamos el Támesis por el Millenium Bridge, puente diseñado por el afamado Norman Foster, para llegar a la impresionante Tate Modern, destino obligatorio no solo por contenido sino por las fantásticas vistas desde su cafetería.

El penúltimo día todavía quedaba un sitio pendiente; como nos dijo unas de las teachers, «uno no se puede ir de Londres sin haber visto el British Museum». Cuánta razón tenia. Un museo gigantesco que recoge muchísimas piezas claves de la historia clasificadas por épocas de la civilización. Y el día de nuestro regreso, aunque el cansancio era evidente, dentro de cada uno rebosaba la satisfacción de haber recorrido los barrios más emblemáticos de Londres, de haber hecho nuestros pinitos con la lengua de Shakespeare y, sobre todo, de haber vivido todos juntos una experiencia única que nos ha ayudado a conocernos mucho mejor.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón