La magia de la publicidad

 

Quejicus (La Salle Montemolín)

Paradojas de la vida. Aún se estremecen de emoción mis patillas al recordar aquel mítico anuncio. Sonaba la canción "King of the road" a todo volumen. Un fan de Elvis conducía un coche, y, pegado al cristal, un muñequito del rey del rock bailaba imitando sus movimientos. Seguro que todos recordáis este anuncio, y habéis visto muchas de las figuras de las que os hablo en los salpicaderos de los coches. Sin embargo, ¿alguien se acuerda del automóvil que promocionaba? En los últimos años se han ido desarrollando cada vez mejores formas para dar a conocer determinados productos. Antes de que aparezca un anuncio en televisión, ha habido un largo y complejo proceso creativo. Detrás de esos treinta segundos que vemos, hay decenas de personas que han trabajado duro para conseguir un buen eslogan, una idea que sea atractiva y que el estudiado para lograr unos objetivos. Sin embargo, a veces el resultado no ha sido el deseado, como en el ejemplo que os he citado. Se vendieron cientos de figuritas y el coche pasó inadvertido. La verdadera publicidad consiste en mostrar aspectos de la realidad no vistos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón