Rodri, el móvil mudo

 

Rebeca Boldova Custardoy, IES Juan de Lanuza de Borja

Rodri es un móvil que no quiere hablar. No, no habla, es algo tartamudo. Cuando están en el escaparate de la tienda, sus compañeros le dicen y le repiten lo mismo cada minuto, que si no ensaya e intenta hablar, ninguna persona que vaya a la tienda lo querrá comprar. Rodri los ignora, pero en el fondo sabe que les tiene que hacer caso.

Una mañana entró en al tienda un muchacho que necesitaba un móvil; la dependienta le enseñó a Pepe, un móvil de la marca Nokia, a Juan, de la marca Samsung, y a Rodri, de la marca Sony Ericsson.

El muchacho los estuvo observando. Pepe no tenía cámara de fotos y sí que tenía bluetooth; Juan tenía cámara e infrarrojos y Rodri era el que más le gustó, porque tenía cámara de fotos, bluetooth e infrarrojos. La dependienta le dijo: "¿Ya has decidido qué móvil quieres?"

El muchacho le contestó que quería el Sony Ericsson; la dependienta le respondió que ese móvil tenía un problema, que era mudo. Entonces el muchacho se fue desesperado y Rodri comprendió que él era el mejor y decidió hablar, estuvo ensayando muchos días y, al final, de tanto esfuerzo, ya no hablaba tartamudeando.

Al día siguiente fue el mismo muchacho a ver si ese móvil ya hablaba; la dependienta le respondió que ya no era mudo, que ya podía funcionar normalmente. El muchacho no pudo disimular su alegría y decidió comprar a Rodri.

Cuando se fue de la tienda, echó de menos a sus dos amigos, Pepe y Juan, por lo mucho que le habían ayudado a salir de ese pozo.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón