Las zapatillas

 

Jacobo Esteban, Escolapios Alcañiz

Érase una vez dos zapatillas; Pumita, la chica y Nikelon, el chico que se amaban mutuamente. Pero ¿qué pasaba? Además de ser del mismo pie, eran diferente marca, tamaño y color. La ley de las zapatillas decía que para ser un par tenían que cumplir algunos de sus mismos requisitos: ser de distinto pie, la misma marca, el mismo tamaño y el mismo color. Lo bueno que tenían estas zapatillas es que eran de la misma persona.

Nunca se veían porque estaban guardados en distintos armarios. Un curioso día, el hombre recolectó parte de sus zapatos y, también, parte de sus zapatillas y empezó a venderlas en un mercadillo. Un hombre se llevó dos pares de zapatillas y sorprendentemente una de ellas ¡era Pumita! Nikelon no se lo podía creer y se puso a llorar. Más tarde, cuando acabó el mercadillo, Nikelon empezó a correr para encontrar a Pumita. Busco por todo el pueblo pero no hubo forma de encontrarla. Un día, mientras Nikelon estaba dando un paseo matutino, vio a Pumita, en los pies del mismo hombre que la había comprado. El hombre, tranquilamente, compraba pan y Nikelon encontró su oportunidad. Ideó un plan; mientras el hombre estuviese quieto le desataría el cordón de Pumita y se irían corriendo. Pero este plan no fue tan perfecto como planeó, el hombre noto un pequeño movimiento en su pie y les pilló. Pumita y Nikelon empezaron a correr, se metían por las alcantarillas pero aparecían siempre delante del hombre. Corrían y corrían pero siempre lo mismo. Al cabo de diez minutos el hombre prefirió dejarlo e irse a su casa sin una de sus zapatillas.

Cuando ya se creían que había pasado el peligro se les apareció un perro. Era alto, con mucho pelaje y lleno de babas. Este mordió a Nikelon y se marcho corriendo. Nikelon, muy conmocionado, cayó al suelo y se desmayo. Pumita echo a llorar y le dio un beso. Entonces cuando creía que ya lo había perdido. Nikelon se levantó y abrazo a Pumita. Los dos incumplieron la ley, se casaron y tuvieron hijos que se llamaron Adiditas y Lotito.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón