La muerte del psicólogo

 

Isabel Hernández, IES Salvador Vitoria

Me llamo Carlos Gil Plumed y voy a morir dentro de una semana. Os contaré la historia desde el principio:
Yo era un psicólogo famoso en todo el mundo por resolver casos misteriosos y fuera de lo común. Un día, vino ami despacho una señorita rubia y sus ojos eran de color azul; una belleza pero, en realidad, lo que más me llamó la atención de ella fue su color pálido. De repente, empezó a contar su caso sin que yo le dijera que lo hiciera. Comenzó así: -Buenos días, me llamo Clara López Sanz y he vivido un sueño que pienso que es real- dijo muy asustada.

Me quedé perplejo, ya que por esa razón nadie había venido ami consulta, pero no sé por qué razón le dije que continuara. Ahora sé que la tenía que haber echado de mi despacho. La señorita Clara, siguió contando su sueño: -En el sueño aparecía un hombre con pasamontañas. La noche era muy oscura y no pude ver más de él, pero sí que vi como echaba unos cadáveres a un río, todos los cuerpos tenían un tipo de marca en el brazo, era una especie de cruz, pero lo más extraño es que en el agua había un mensaje escrito con una masa viscosa. En el mensaje ponía que las personas que tuvieran el signo de la cruz morirían en una semana. Y en ese momento me desperté. He venido aquí porque yo tengo la cruz- me dijo con voz temblorosa.

Yo le miré el brazo y en efecto tenía tatuado el símbolo. En ese momento, tras haber estado una hora con ella, fue cuándo más me asustó. Clara me miró a los ojos y dijo susurrando: -¡Por favor, no me deje morir, soy muy joven!

Le intenté tranquilizar diciendo que no iba a morir, que esa historia sólo había sido una simple pesadilla. Ella se tranquilizó, y dijo que lo había soñado hacía tres días. Le ofrecí venir a hacer terapia en mi consulta; ella aceptó. Pasaron los cuatro días que faltaban para cumplir la semana. Estaba viendo la televisión. Clara ya se había recuperado gracias ami terapia. Había sido el último día que tenía que ir ami consulta. Cuando puse el telediario vi la foto de Clara y el presentador estaba informando de su muerte.

-Hoy día 6 de abril ha muerto Clara López Sanz con veintiséis años de edad, tenía doce puñaladas en el cuerpo. La encontró un hombre del pueblo en el río Segura. La encontraron tras cinco horas desaparecida, al parecer a Clara la mataron en casa y después la habían llevado al río.

Asustado decidí olvidar la noticia y echarme a dormir. A la mañana siguiente me desperté, y vi, que en el brazo derecho tenía una marca tatuada, por el miedo me costó ver el símbolo, pero pude reconocer que era la misma cruz que la de Clara.

¡Ahí vi mi final!

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón