¡Ser Ana no es fácil!

 

Raquel Aibar, IES Juan de Lanuza

Ser Ana no es tan fácil. Ser perfecta o tratar de serlo, tampoco.

Muchas veces la gente piensa que ser Ana es estar loca o fijarse en cosas superficiales, como el cuerpo, como en estar guapas y flacas. Pero ser Ana no es fácil. Ser Ana es un trabajo de todos los días. Es despertarte por la mañana y darte cuenta de que empieza un nuevo día de sufrimiento, un nuevo día en el que te das cuenta de que no eres lo que deseas y que tal vez jamás llegarás a ser perfecta. Ser Ana es mirarse al espejo y darte cuenta de que no estás haciendo las cosas bien, que tu imagen no es la que deseas ver en el espejo, ser Ana no es fácil.

Ser Ana es tratar de esconderte y que nadie te vea caminando por la calle con la ropa ajustada a un cuerpo que ni nosotras mismas quisiéramos llevar y que con vergüenza deberemos llevar, como una fatigosa carga, durante toda nuestra vida. Ser Ana es ir caminando por la calle y mirarte en el reflejo de cada escaparate al pasar y darte cuenta de que es mentira, que estás más flaca, como todos te dicen; ser Ana es darte cuenta de que no tienes que dejar convencerte por aquellas personas que dicen que estás más flaca porque realmente esas personas no saben ni sabrán nunca el significado de la perfección.

Ser Ana es tratar de no perder la fuerza de voluntad, cuando algún amigo te invita a comer. Ser Ana es saber decir ´no´ a un montón de cosas. Es aprender a decir no cuando te ofrecen una torta enorme de chocolate. Ser Ana no es fácil... ¡Y pensar que la gente dice que estamos locas!

Ser Ana es contar cada caloría que entra en tu cuerpo y tratar de eliminarlo de él por que es verdad que ´todo lo que te alimenta te destruye´.

Ser Ana no es fácil, es más difÍcil de lo que la gente cree. Yo elegí ser Ana. No me importan las consecuencias, no me importa la gente por que esa misma gente es la que te destruye. Nosotras no somos la destrucción, es la gente que te dice que comas para estar bien y después se mofa porque engordaste unos kilos. Esa misma gente que te dice que dejes de ser Ana es la que después ve a alguna persona gorda y pone cara de asco, esa misma gente es la que te destruye, te quiere ayudar pero empeora las cosas. Ser Ana no es fácil, es un trabajo de todos los días, el trabajo más doloroso y cruel de nuestras vidas. Después de tanto tiempo siendo Ana, llegué a una conclusión... ´Ser ana no es fácil´.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón