Nadie lo sabía

 

Miguel Val Campo, IES Biello Aragón

Enciendes la tele y la palabra que más se escucha es crisis. Lees el periódico y te das cuenta que día tras día es el tema. Y todos nos preguntamos de dónde ha salido esta persona que a tantos no deja dormir. Es como una de esas plagas mortales que acechaban en el tiempo medieval. Ataca a una familia y la deja en la calle sin saber qué comer. Entra en una empresa y la roe hasta dejarla en los huesos y el suelo empapado de números rojos.

Nadie encuentra solución, bueno, algunos decían ver brotes verdes ya hace algún tiempo, pero me parece que el resto de la población o vemos mal o esos brotes se han secado antes de salir. ¿Quién tiene la culpa? Los bancos, dicen, mejor que bien viven los presidentes banqueros... ¿Desde cuándo está con nosotros? Desde el 2008 y la cosa parece que va para largo. ¿Por qué? Los altos precios de materias primas, la sobrevalorización del producto, una crisis alimentaria mundial, inflación planetaria y recesión en todo el mundo. A esto hay que añadir una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza. Según Jesús Huerta de Sota: "surge de la expansión crediticia ficticia de los bancos", o lo que viene a ser lo mismo: egoísmo, ambición.

¿Y qué hacen nuestros políticos? Vivir a lo grande. Zapatero ha pasado de cobrar 7.666 euros al mes a 6.515 euros o De la Vega, de 7.166 a 6.123 euros. Los datos son aproximados, pero, ¿lo pueden notar? Mientras tanto bajan el sueldo a los funcionarios y suben el IVA para que se pueda comprar más. Ven tranquilos como empresa tras empresa cierra sus puertas. O también pretenden alargar la edad de jubilarse.

El auténtico desarrollo concierne, de manera unitaria, al respeto de cada persona en todas sus dimensiones. Necesitamos una enseñanza coherente, nueva, sin caer en los mismos errores. No basta progresar desde el punto de vista económico y tecnológico, se debe saber que el primer capital es el ser humano. El desarrollo es imposible sin personas rectas, sin operadores económicos y agentes políticos que sientan en su conciencia la llamada al bien común con responsabilidad y preparación.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón