De tercera generación

 

Mª Teresa Gracia, Profesora del IES Ítaca

Al hablar de los veranos pasados con mi familia, no los he nombrado nunca: Mis sobrinos, los padres de mis sobrinos-nietos. Tanto ellos como ellas son activos, rápidos, organizados, imaginativos, eficientes; tan pronto planchan un huevo como cuecen (más sano que freír, por lo del aceite) un pantalón; aficionados al bricolaje, la electrónica, los ordenadores; practican distintos deportes con sus peques... e intentan educar a sus hijos (que siguen naciendo sin manual de instrucciones adjunto) lo mejor posible, en un mundo en el que resulta muy difícil conjugar los mimos, los caprichos, las comodidades, el dinero... con la firmeza, las normas, el esfuerzo, la gratuidad... Se merecen mi reconocimiento por los valores que inculcan en sus niños, mi agradecimiento por los buenos ratos, pero, sobre todo, mi respeto ante esta difícil tarea con la que se enfrentan diariamente y para la que les deseo un gran éxito.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón