Dar vida a los deseos

 

Claudia Ruberte, IES Juan de Lanuza

Ahora, ahora no queda nada.
No queda nada entre tú y yo.
Y dijimos hasta luego,
pero se convirtió en adiós.

No supe alejarme, lo sé,
pero esto es amor.

Y ahora solo nos quedan,
nos quedan unas risas fingidas
y molestas para mí.

Nunca es tarde,
pero ya no sé si quiero.

Miro a mi alrededor...
sigo mirando
pero no veo a nadie.

¡Oh! ¡Querer retroceder el tiempo,
a ese primer día!
¡Querer y no poder!
¡Caigo una vez más en la tentación!
Y es que ya no sé a dónde voy,
ni de dónde vengo...

Solo sueño con
dar vida a los deseos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón