Un viaje a Turquía

 

Un grupo de alumnos y profesores del centro viajaron hasta Adana para participar en el proyecto Comenius `Songs for you and me', que une culturas a través de la música

IES Ítaca, Zaragoza

La semana del 22 al 26 de noviembre, un grupo de cinco alumnos (Miriam, Nicolás, Juan, Pedro y Javier) y dos profesores (Maribel y Jesús) del IES Ítaca nos fuimos a la ciudad turca de Adana. El instituto ha empezado este año un proyecto Comenius de colaboración europea con una escuela turca y otra de Myjava (Eslovaquia), y se trataba de la primera reunión conjunta de todos los socios.

El proyecto se llama Songs for you and me (Canciones para tí y para mí). Los alumnos de cada país tienen que elegir sus canciones preferidas en su lengua materna, y después tienen que presentárselas a los compañeros de los demás países, para que se hagan una idea de cómo es la música preferida por la juventud en el resto de Europa.

Para poder participar en el viaje, todos los alumnos de 3° de ESO presentaron su candidatura a canción favorita, y los cinco que mejor hicieron esta presentación fueron los que vinieron a Turquía.

El viaje fue una experiencia fantástica, nuestros amigos turcos nos recibieron con los brazos abiertos, hicieron una fiesta en el patio de la escuela, nos invitaron a kebabs (riquísimos), y nos trataron como a reyes. Los alumnos estuvieron conviviendo con familias de allí, y el último día algunas de estas familias lloraba al despedirse de sus nuevos hijos. También hubo tiempo para trabajar: los alumnos asistieron a alguna clase en la escuela turca, los profesores tuvimos varias reuniones para decidir cosas sobre el proyecto, y dedicamos una mañana entera de las tres que pasamos allí a hacer una presentación de las canciones ante todos los participantes.

Y todo en inglés, claro. Es la lengua común de este proyecto, así que el viaje fue una oportunidad estupenda de practicarlo. Y de hacerlo además con personas con distintos acentos y niveles; así que hasta los más reacios en un principio no tuvieron más remedio que perder definitivamente la vergüenza y soltarse a la hora de hablar.

La experiencia fue inolvidable, y el viernes, en el aeropuerto, hubo muchas lágrimas: cinco días parecen muy poco, pero dan para mucho cuando te sientes tan a gusto con los nuevos amigos. Menos mal que existe internet, y con las redes sociales y los chats, el contacto se mantiene, y ahora son los alumnos turcos y eslovacos los que cuentan los días hasta marzo, en que haremos la segunda reunión del proyecto, esta vez en Zaragoza. Nosotros también estamos contando los días, y estamos deseando contároslo.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón