El teatro como una forma de expresión

 

Los alumnos del Instituto han conformado el grupo "Tal y tal" con el que se han rpesentado en sus dos años de vida a diferentes certámenes

Elena Cortés (IES Tiempos Modernos)

El grupo de teatro Tal y Tal nació en el curso 04-05. Disfrutamos interpretando y, de ese año, son muchas las alegrías que, entre sonrisas nostálgicas, conservamos. Pero no fue hasta al curso siguiente cuando Tal y Tal se consolidó como el grupo que es ahora. Participamos en el Maratón del Cuento, con una pequeña obra, "La Leyenda de los Diaplleróns", que tenía como temática una leyenda de nuestra tierra, Aragón.

También preparamos nuestra obra principal, una obra cómica de mayor extensión, escrita por nuestra directora. Se titulaba "El tío de Cenicienta", y era una adaptación muy moderna del típico cuento de "La Cenicienta". Fue esta obra la que representamos en la Muestra de Teatro Joven del Ayuntamiento. Era la primera vez que participábamos en algo de esta importancia y eso se dejó notar en nuestros nervios. Pero, con fallos o sin ellos, dimos todo lo que pudimos y el resultado fue muy bueno.

En el presente curso, hay un miembro más y trabajamos duro con nuestra obra actual: "Otras Vidas". Es difícil porque Tal y Tal está acostumbrado al género cómico y "Otras Vidas" no lo es. Es totalmente distinto a lo que habíamos hecho hasta ahora. Se podría decir que es más madura. Pero no encontramos obstáculo alguno en ello, somos un buen grupo y conseguiremos lo que se nos ponga por delante porque, fuera del ámbito teatral, estamos unidos y compartimos una buena relación de amistad entre todos. Además, estamos llenos de ilusión porque este año participaremos en un festival de mayores dimensiones a lo hecho hasta ahora y debemos enfrentarnos a la fase autonómica dejando el pabellón bien alto.

En nuestras clases de teatro aprendemos a expresarnos, a vocalizar mejor y, aunque es lo que más nos cuesta, también a perder la vergüenza. Poco a poco, adquirimos confianza en nosotros mismos y en los compañeros, a través de ejercicios que nos plantea nuestra directora, Olga Ezpeleta. También, ejercitamos nuestra memoria aprendiéndonos el texto, que nunca viene mal para la etapa de constantes exámenes que vivimos en el instituto. Adoramos el teatro porque nos brinda la oportunidad de experimentar sentimientos que, de no ser por él, quizá nunca sentiríamos. Además se trata de una excelente terapia cuando tenemos problemas: subimos al escenario y nos olvidamos de quiénes somos, somos nuestro personaje y sentimos y padecemos lo que él dicta.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón