Ellas toman el mando

 

El Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, se celebra tras el 75 aniversario del voto femenino en España

José Lacruz (Periódico del Estudiante)

La carta de Naciones Unidas, firmada en San Francisco (EE.UU.) en 1945, fue el primer acuerdo internacional que proclamó que la igualdad de los sexos era un derecho humano fundamental. Se trataba de un gran paso que había tardado siglos en darse y que, hoy en día, sigue sin aplicarse al 100%. La denuncia y la reflexión son las mejores razones para seguir celebrando el Día Internacional de la Mujer, que se festeja el 8 de marzo. Gran parte de ese gran hito tiene su origen a finales del siglo XIX, con la Revolución Industrial y el surgimiento de ideas radicales, que fue aprovechado para pedir, con más fuerza que nunca, el papel y el respeto que le corresponde a la mujer en la sociedad, que en aquellos años se materializaba en la petición del sufragio universal y femenino --la posibilidad de la mujer a ejercer el derecho a voto en unas elecciones--.

El 28 de febrero de 1909, en Estados Unidos, se celebró, por primera vez, el Día de la Mujer, aunque la internacionalización de la fecha se hizo en 1911, cuando se extendió la idea a Europa. Ese año, en Dinamarca, más de un millón de personas pidieron "el derecho de la mujer a voto y a ocupar cargos públicos; el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral", como explican desde la ONU.

REVOLUCIÓN DE IGUALDAD

El 25 de marzo de 1911, 140 jóvenes mujeres murieron en un trágico incendio en su puesto de trabajo. Casi todas eran inmigrantes judías e italianas y estaban empleadas en una fábrica textil de Nueva York --Triangle Shirtwaist Company--. Habían comenzado un encierro pacífico para pedir una reducción de la jornada laboral y un sueldo digno. El patrón prendió fuego a la fábrica. El suceso levantó a toda la sociedad y los derechos de la mujer recibieron un inmenso apoyo moral.

Aun así, el hecho que fija en 8 de marzo la celebración del Día Internacional de la Mujer se debe a las mujeres rusas. La historia completa la explica las Naciones Unidas en su página oficial: "En 1917, como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la Guerra Mundial, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de pan y paz. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países".

DERECHO AL VOTO

Desde entonces, el siglo XX ha dado distintos caminos a los derechos de la mujer. En España se celebró el pasado mes de octubre el 75 aniversario del sufragio femenino en el país --las Cortes republicanas lo aprobaron en 1931--. El debate español plasmó sus opiniones en la figura contrapuesta de dos mujeres. Por un lado estaba Victoria Kent, que se negaba a tal derecho esgrimiendo que la mujer "para encariñarse con un ideal, necesita algún tiempo de convivencia con el mismo ideal". En frente se situaba Clara Campoamor que sentenció: "Dejad que la mujer se manifieste como es, para conocerla y para juzgarla; respetad su derecho como ser humano". La celebración duró poco. Llegó la Guerra Civil y después 40 años de dictadura.

La paralización de los derechos de la mujer fue desmoronándose con los cambios de mentalidad, el progreso social, o la incorporación de la mujer al trabajo. Y llegó la Constitución de 1978, donde se expuso que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social (Art. 14)". Desde entonces, los avances en igualdad social, económica y laboral han sido innumerables. Se ha mejorado poco a poco, pero en la práctica siguen existiendo atentados contra los derechos de la mujer. Hay que seguir trabajando por la igualdad.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón