Leer, hablar, escribir...

 

Un acercamiento a las destrezas básicas de la información y la comunicación en la era digital

Departamento de Lengua, IES Grande Covián

Lápiz y papel, procesador de textos y ordenador, imagen y sonido, silencio y música; fotografía, vídeo, publicidad, voz y silencio, verso y prosa, poesía y periódico, tiza y cursor, enfoque y volumen, métrica y color Todo comunica, todo sirve, cualquier herramienta está esperando una mano que sepa (y quiera) utilizarla. Por eso, en el Departamento de Lengua las utilizamos todas, y descubrimos todos y cada uno de los códigos que están a nuestro alrededor.

El objetivo final es el de siempre: la competencia lingüística de nuestros alumnos. Pero los actuales estudiantes de ESO han nacido con un ordenador debajo del brazo y usan de forma intuitiva todos los medios informáticos y audiovisuales sin ningún problema. Por eso, la competencia lingüística es hoy inseparable de la competencia digital: las necesidades cambian y nuestra forma de trabajar, también.

Este proyecto no es sino la integración de todas las herramientas (clásicas y modernas) en la consecución de nuestro objetivo. El proceso es el mismo a lo largo de los diferentes cursos de la ESO, si bien adaptado a la edad, conocimientos e intereses de cada nivel.

El alumno se convierte en un periodista que accede a la información, la comprende, se documenta, reelabora y transmite de forma correcta e inmediata. O bien es cronista de una actividad en la que ha participado junto a sus compañeros y, con la inmediatez exigida por la sociedad actual, la difunde a través del corcho de la clase, del blog Entre Letras, del periódico digital del IES o se atreve a enviarlo a El Periódico del Estudiante.

En cada uno de estos pasos se emplean diferentes técnicas y soportes. Leemos prensa escrita y digital, nos documentamos en el aula de informática y en la biblioteca, redactamos, hablamos y nos escuchamos, decidimos y elaboramos un artículo, una exposición oral, un vídeo, una presentación en Powerpoint, un anuncio publicitario, etc.

No son trabajos aislados, sino integrados en el currículo. Los alumnos de primer ciclo son reporteros ortográficos que, armados con sus cámaras, van a la caza del gazapo de un cartel en la tienda del barrio o en un documento de la administración. Y ellos mismos se organizan en el Taller de cine de Zentrumclip para grabar un vídeo sobre un tema que les preocupa, y se convierten en directores, guionistas, cámaras, actores ¿Nos visita un escritor? No nos vamos a limitar a leer su obra, lo convertimos en un evento que transmitir. Un equipo de los mayores se documenta, otro elabora una presentación audiovisual sobre su vida y obra (consiguieron sorprender a Miguel Mena); un grupo diseña anuncios de la visita y los distribuye, otro está formado por los periodistas que presentan, acompañan y entrevistan al escritor.

¿Preparamos un recital literario? Palabra, imagen y música se hermanan. Y Ponga un poema en su vida crece cada año. Así no sólo estamos trabajando las competencias lingüística y digital. Cada vez son más autónomos en su aprendizaje, trabajan de forma cooperativa, aprenden de sus errores, deciden y asumen las consecuencias de sus decisiones. No se conforman con cualquier resultado, son críticos y exigentes.

De esta experiencia saldrán periodistas, cineastas, portavoces o quizá no. Pero estamos seguros de que saldrán ciudadanos que han aprendido que la información es cada vez más importante y, al mismo tiempo, más delicada. Y que hay que saber tratarla.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón