¡Ay, la primavera!: experiencia en el aula de español

 

José Antonio García Fernández (profesor del IES Avempace)

--Ya estamos en primavera --les digo a mis alumnos del aula de español--, y la primavera, ya se sabe, la sangre...
--¡Altera! --grita Micaela, alumna ecuatoguineana, de 13 años, que se sabe el refrán.
--Eso es, ya te lo sabías, ¿eh? Bueno, ¿y qué pasa en primavera, a ver?
--Las flores, y verde... Todo --dice Chen Bao, mi alumno chino, que durante este curso ha hecho grandes progresos.
--Muy bien, Chen. Las flores, los árboles, todo florece de nuevo. La primavera es la estación del amor. "Que por mayo era por mayo, cuando hace la calor..." Y recito de un tirón el romance del prisionero.
--Pero todavía no estamos en mayo, profe --comenta Cyndi, ecuatoriana, de 13 años, y le doy la razón--. ¿Por qué no buscamos poemas de amor? A mí me gustan mucho.
--Vale, busca alguno en Internet y los traes a clase y los leemos.
--Yo tengo mis poemas, mira --y Micaela (Alba en el mundo de las musas) nos enseña varios.
Leemos algunos de los poemas de Alba: "Imposible negar que te quiero, / imposible ocultar mi pasión. / Quererte es mi destino y te regalo mi corazón". "Dos estrellas del cielo se han escapado / y yo en tus ojos los he encontrado / porque brillando como soles / de repente me han deslumbrado". "No quiero perlas de mar / ni perfumes del Oriente / yo solo quiero que nuestro amor / perdure eternamente".
--Guauu, chica, qué descubrimiento. ¿Tienes más? Y Alba dice que sí, le encanta escribir, mañana traerá. Y Cyndi asegura que ella buscará en Internet. Y en efecto, al día siguiente leemos: "Tardé una hora en conocerte / y solo un día en enamorarme. / Pero me llevará toda la vida / lograr olvidarte". "El amor es como la guerra: / Es fácil empezar / pero difícil parar". "Si yo fuese el mar y tú una roca / haría subir la marea para besar tu boca".
Y Chen Bao dice: --Profe, yo quiero escribir en pizarra. Y escribe: "Si tu guapa como luna, pues yo guapo como sol. Cuando me despierto y tú estás durmiendo". Y explica: --Esto cuando chica quiere chico, pero chico no. Y Alba le ayuda: --Si tú eres guapa como la luna, yo soy guapo como el sol. Cuando despierto, tú estás dormida.
Estos chicos son una joya, hacen haikus casi sin querer. ¿A que no sabíais que el amor era un recurso tan eficaz? Pues sí.
--¡Ay, la primavera!.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón